Guía definitiva de Zero Waste en España

Hoy en día presenciamos una transformación del mundo en una realidad que puede dar hasta miedo, como deforestación, cataclismos, cambio climático, extinción de especies animales e incluso tribus locales de selvas olvidadas que empiezan a desaparecer, selvas que de no cambiar nada, van a extinguirse por completo en unos cuantos años. Aunque el futuro no es muy alentador, si que hay personas que quieren cambiar esta situación, personas que realmente les importa que los océanos por ejemplo estén llenos de plásticos, que hacen todo lo posible para frenar los efectos negativos de consumismo excesivo. Estas personas funcionan bajo el movimiento conocido mundialmente “ Zero Waste” (en español se traduce como “Residuo Cero”).

¿Qué es el movimiento Zero Waste?

Podríamos decir que es un movimiento que trata de redefinir el sistema en el que vivimos actualmente. Es preocupante como la sociedad continuamente toma recursos provenientes de la tierra y lo desecha en cualquier lado en el momento que ya no lo no necesita.

El objetivo principalmente de la filosofía Zero Waste se basa en no mandar nada a un vertedero, es decir, no producir basura. Lograr un sistema donde todos los recursos existentes puedan volver a reincorporarse al sistema. En otras palabras, se basa en la circulación de la basura con el objeto de pasar de una economía lineal a una economía circular que imite a la naturaleza.

Guía completa sobre vitaminas naturales y suplementos vitamínicos | Spirosa

El español de media manda unos 500 kilos de basura al vertedero cada año. Estos emiten metano (uno de los gases responsables del cambio climático). Además, la mayoría de los vertederos no está correctamente preparada para proceder a la descomposición de materiales, provocando así contaminación de suelos y de aguas subterráneas. Aguas que lamentablemente, con las primeras lluvias acarrean toxinas a los arroyos, ríos y al mar.

Por otro lado, mucha de la basura que producimos ni siquiera llega al vertedero. Estos quedan abarrotados en las cunetas de las carreteras y en los océanos. El plástico es altamente peligroso para los mares y no solo para la vida marina, que sufre junto a los desperdicios amontonados sino también para nuestra salud. El plástico no se biodegrada, en vez de eso se fotodegrada, lo que significa que cada vez se vuelve más y más pequeño. El plástico se descompone en pedacitos tan pequeños que se encuentra en el 90% del agua que bebemos a nivel mundial, tanto del grifo como la embotellada.

Pautas y normas de la iniciativa Zero Waste

Estas son las normas básicas que guían a todos los que quiere empezar este estilo de vida. En inglés conocidas como las 5R, vamos a explicarlas por orden: 

  1. Rechaza (eng. refuse). Rechaza folletos de publicidad, envases desechables, productos manufacturados en detrimento del medio ambiente que generan desperdicio y polución. 
  2. Reduce (eng. reduce). Reduce el número de objetos. Lleva un estilo de vida lo más minimalista posible, rodéate solo de lo que realmentes usas y necesites. 
  3. Vuelve a usar (eng. reuse). Nada de un solo uso. Usa embalajes reutilizables, termos, platos e incluso objetos para la higiene (cuchillas para afeitar, copa menstrual). Además intenta usar de nuevo lo que parece ser basura.
  4. Recicla (eng. recycle). Asegúrate que las cosas innecesarias se conviertan en algo útil. Clasifica la basura (el papel se puede procesar hasta 6 veces) y intenta darle la segunda vida a las cosas viejas, por ejemplo puedes coser una bolsa de la compra con una antigua sabana.
  5. El compostaje (eng.rot). Haz compostaje de residuos orgánicos obteniendo así fertilizante natural maravilloso.
  6. *Repara. Aunque no entra en los 5R creemos que es importante añadir la reparación a esta lista. Arregla la ropa, lleva tus zapatos rotos al zapatero, suelda la parte rota de una bicicleta en vez de comprar una nueva. No solo ahorrarás dinero, también los recursos. 

¿Cómo empezó la filosofía Zero Waste?

La iniciativa comenzó en los años 70 en Estados Unidos y fue solo gracias a Bea Johnson, autora del blog Zero Waste Home (Casa Sin Residuos) que este movimiento ganó popularidad internacional. La bloguera cambió radicalmente su estilo de vida y la de su familia. Ellos no querían tener objetos innecesarios que ocupaban el espacio de su hogar así que decidieron eliminar gradualmente productos innecesarios, hasta tal punto que finalmente limitaron completamente el plástico.

En 2008, Bea presentó un pequeño bote de cristal lleno de residuos producidos por su familia de cuatro miembros durante un año. Cuando su historia apareció en la prensa la críticas venían de todas partes. Pero tras publicar fotografías y enseñar su hogar, la gente entendió que las ideas de Zero Waste tenían sentido y que valía la pena considerarlas.

Mucha gente nombra a Bea Johnson la “creadora” del movimiento Zero Waste. Si bien ella popularizó el término, este fue usado por primera vez en 1970 por Paul Palmer como un término industrial. Paul Palmer fundó una empresa a la que llamó Zero Waste Solutions. Su negocio se dedicaba a recoger de laboratorios químicos que iban a ser desechados y los revendía a científicos y empresas. La idea de Paul básicamente era no desperdiciar los productos que perfectamente podrían ser reutilizados hallando así una solución para prevenirlo.

Barcelona, Madrid, Valencia – ¿cómo vivir sin plástico en España?

No importa si vives en Madrid, Londres o San Francisco, vive tu vida según tus creencias. Puedes empezar donde quieras que estés. Actualmente en España existen nuevas iniciativas para reducir desperdicios o residuos contaminantes. Además de muchos blogs y posts sobre cómo empezar a vivir con menos de desperdicios, también hay más y más tiendas Zero Waste online así como también tiendas físicas en Madrid o Barcelona, donde puedes adquirir productos especializados en la reducción de residuos contaminantes y llenar tu despensa de ellos. 

Guía completa sobre vitaminas naturales y suplementos vitamínicos | Spirosa

En lo que respecta a la comida, comprar en tiendas o las fruterías locales es vivir en armonía con este movimiento. Vale la pena comprar productos como avena, arroz, harina, azúcar, pasta y especias a granel. El café y el té también son fáciles de encontrar en tiendas especializadas así que busca en tu ciudad donde están, son todo ventajas.

Asegúrate también de averiguar si hay grupos de autoconsumo en tu ciudad, donde el agricultor te trae, literalmente, los productos de su tierra a tu puerta. Esta es una opción muy interesante, porque además de ser los productos orgánicos en su mayoría también sabrás de dónde vienen, de forma que ayudarás a minimizar tu huella de carbono. 

Una lista de este tipo de tiendas las puedes hallar a menudo en grupos de Facebook como por ejemplo, Zero Waste España o grupos locales tales como Zero Waste Málaga, donde los miembros se apoyan mutuamente en problemas diarios y encuentran respuestas a sus dudas sobre este estilo de vida.

Zero Waste en casa – ¿Cómo eliminar residuos de tu hogar?

Si quieres cambiar la vida de tu familia y cuidar más de vuestro salud y hogar, a continuación encontrarás unas simples ideas que ayudarán a vivir más conscientemente teniendo en cuenta las ideas de Zero Waste:

De compras sin plástico:

– Evita agua embotellada. La forma más fácil de beber agua es beberla directamente del grifo. Dependiendo de la calidad del agua que tengas en tu ciudad, puedes usar una jarra de filtro con diferentes tipos de filtros (filtros de carbón activado, filtros de agua de ósmosis inversa, ionizadores alcalinos o de agua, filtros UV o filtros infrarrojos)

– Compra productos de segunda mano (muebles, cochecitos para los niños, bicicletas). Todo lo que ya no necesitas o no uses puedes regalarlo o vender en apps o plataformas web. 

– Siempre haz la lista de compra para evitar comprar demás.

COMPRA PRODUCTOS ZERO WASTE

– Lleva tu bolsa de tela contigo – puedes comprarlas o hacerlas en casa. 

– Cuando compres por Internet, marca la opción de un embalaje sin plástico.

– Siempre que puedas compra vegetales y frutas a granel, cuando compres en supermercados trata de elegir aquellas que no lleven envase de plástico.

– Cuando compres productos más grandes como boniatos, plátanos o coliflor, pon la etiqueta en la parte superior del producto evitando así utilizar embalaje.

– Compra la fruta y verdura fea, los plátanos sueltos etc, así evitarás que estos alimentos perfectamente aptos para su consumo acaben en la basura.

– No pidas tickets cuando pagues con tarjeta, evita recibos.

– Elige productos envueltos en papel y en envases grandes (por ejemplo 2 kilos de harina en una bolsa en lugar de 2 bolsas de 1kg)

– Busca información y compra productos de calidad que te servirán por más tiempo. 

– Si tienes la opción, elige siempre vidrio en lugar de plástico. 

Zero Waste en la cocina:

– Cuando salgas de casa lleva contigo botellas de agua reutilizables. 

– Lleva la comida para el trabajo o para la escuela en contenedores reutilizables. 

– Para picnics o campings usa platos reutilizables.

– Aprovecha los productos que ya tienes, cocina utilizando lo que tienes en la nevera. El desperdicio de alimentos es uno de los mayores problemas del mundo actual.

– En vez de tirar las sobras, congelalos. Vienen genial cuando no tengas tiempo para cocinar. 

Guía completa sobre vitaminas naturales y suplementos vitamínicos | Spirosa

– Las partes verdes del coliflor, hojas marchitas de la lechuga, residuos vegetales como piel de zanahoria u hojas verdes se las puedes dar a los vecinos que tengan cobayas o conejos. 

– Congela las sobras de pan, el pan duro se puede tostar o convertirlo en picatostes. 

– Almacena comida en recipientes cerrados, presta atención a la manera en la que guardas los alimentos frescos en la nevera.

– Cocina en casa, pero si quieres comer fuera, elige un lugar donde la comida se sirva en platos reutilizables con cubertería de metal. También puedes llevar cubertería reutilizable en tu propio “tupper” para llevar. 

– Cambia el papel de cocina que usas para el horno  por una mata de silicona

Zero Waste en el hogar:

– No imprimas tarjetas de embarque, en su lugar usa la opción de descargarlos en PDF o instala la aplicación en tu teléfono

– Antes de tirar algo, piensa si lo puedes reutilizar, arreglar o dárselo a alguien que le pueda dar uso. 

– La ropa con manchas puede ser cosida o transformada en servilletas, trapos de cocina o envoltorios reutilizables. 

– Lleva los residuos electrónicos a los puntos designados. 

Guía completa sobre vitaminas naturales y suplementos vitamínicos | Spirosa

– Haz la colada cuando la cesta esté totalmente llena, así no usarás tanta agua, energía y detergente. 

– Seca la ropa de manera natural, trata de evitar la secadora en el caso que tengas una. 

– Sustituye los bastoncillos para las orejas con unos biodegradables si los tienes que usar, también hay opciones de usar limpiadores reutilizables. 

– Considera comprar un compostador para aprovechar toda tu basura orgánica. 

– Empieza a hacer tus propias cremas, champús y cosméticos naturales. 

– Elige productos naturales para la limpieza o haz los tuyos. Usa vinagre, agua, bórax, ácido cítrico, aceites naturales esenciales, etc

– Pon plantas en casa. No solo hacen la estancia más agradable , también limpian el aire. 

Estas son solo algunas ideas para empezar, las posibilidades son infinitas así que saca tu lado creativo y encuentra tus maneras de mantener tu casa con los desperdicios mínimos.

Cosmética y Maquillaje Zero Waste

La mayoría de los productos de higiene, cosméticos y maquillaje disponibles hoy en día en el mercado vienen en envases de plástico. Afortunadamente, hay más y más productores que no solo ofrecen cosméticos naturales fiables, sino que también embalajes, cajas y el envasado está hecho de materiales como vidrio o papel.

Nuevas marcas Zero Waste aparecen cada día, y no solo ofrecen la posibilidad de comprar los productos a granel (jabón líquido o gel de baño), aparte también permiten que el envase sea devuelto al fabricante para que pueda ser usado de nuevo. Elegir cosméticos sólidos o aquellos en envases reciclables son algunas de las soluciones que te ayudarán a reducir el desperdicio en tu hogar. 

Consulta algunos de nuestros consejos que te ayudarán a reducir la cantidad de plástico en tu neceser:

  • Compra cosméticos naturales, la producción de ellos se hace acorde a los principios de la protección medioambiental, y su envase es biodegradable o por lo menos reciclable.
  • Aplica el principio del minimalismo cosmético y compra sólo los cosméticos que necesites. 
  • Si quieres comprar un cosmético pero su envase es de plástico, intenta que sea grande en vez de uno pequeño, por ejemplo un champú de 1 litro en lugar de una botella de 200 ml. 
  • Cambia tu cepillo de dientes a uno de bambú.
  • Usa cosméticos sólidos, como barras de jabón o champú en barra 
  • Limpia tu cutis con toallas pequeñas en lugar de toallitas de un solo uso.
  • Prueba utilizar la copa menstrual para tu higiene íntima. Si por alguna razón no es lo tuyo,  encuentra compresas o tampones biodegradables. 
  • Cambia las cuchillas desechables por una de acero inoxidable.

Productos Sin Plástico – ¿Qué deberías tener en tu kit Zero Waste?

Para vivir de acuerdo con la filosofía Zero Waste no necesariamente tienes que ir a la tienda y comprar productos nuevos. La idea es aprovechar al máximo lo que ya has comprado y darle una segunda vida. Incluso si tienes cosas hechas de plástico, ¡No las tires! Dales una vida lo más larga posible, úsalas a menudo y sustitúyelas cuando ya no las puedas usar más.

COMPRA COSMETICOS NATURALES

Los productos aliados a la hora de librarte del plástico en tu casa serán: 

  • Termos y botellas de agua reutilizables 
  • Tazas de café reutilizables 
  • Bolsas de tejido tipo “tote” reutilizables 
  • Bolsas de malla, reusables o bolsas de algodón 
  • Cubertería de viaje reutilizable – de metal o madera
  • Discos desmaquillantes reutilizables 
  • Copa menstrual 
  • Cepillo de dientes de bambú 
  • Peine o cepillo de pelo de madera 
  • Hilo dental compostable 
  • Maquinilla de afeitar de acero inoxidable 
  • Fiambreras y contenedores de comida de acero inoxidable 
  • Pajitas reutilizables de acero inoxidable, bambú o cristal
  • Infusor de té de hojas sueltas 
  • Bolsas reutilizables de silicona
  • Estropajo de lufa, cáñamo o rafia

¿Cómo ser Zero Waste y vivir sin plástico? – Piensa en lo que necesitas y en lo que puedes hacer

Tenemos un deseo insaciable de tener más y más cosas. Esto es normal porque vivimos en una sociedad de consumismo excesivo. Sin embargo, todo lo que crees que necesitas realmente no lo necesitas. Así que antes de sacar tu tarjeta de crédito, pregúntate a ti mismo: ¿Realmente necesito cincos vaqueros azules? ¿Necesito comprar un detergente específico para el suelo del salón y otro detergente para limpiar las ventanas? Plantéate reducir todo lo que posees y crees que necesitas, de forma que así reducirás la cantidad de desperdicios porque aunque te parezca que no, tus decisiones importan y marcan la diferencia. ¿Con qué medio vas al trabajo? ¿Qué comes? ¿Qué compras? Cada acción que tomes dará pie a la clase del mundo en el que quieras vivir.

Guía completa sobre vitaminas naturales y suplementos vitamínicos | Spirosa

Las decisiones que tomes y la visión que tengas del mundo no pasarán desapercibidos para tu pareja, amigos, familiares, compañeros de trabajo y conocidos. Una persona puede marcar la diferencia, una persona puede ser el líder de un cambio positivo. Con solo un pequeño paso, puedes reducir enormemente tu huella. Un estilo de vida sin residuos no solo beneficiará al medio ambiente, sino que también tú notarás un incremento en tu calidad de vida. ¡Los efectos secundarios también son comer mejor, sentirse mejor, ahorrar dinero y no tener que sacar la basura! Recuerda, para alcanzar un residuo cero se necesita tiempo y paciencia. Lo más seguro es que no vayas a conseguir la perfección, pero obtener menor cantidades de desperdicio es un gran inicio.

Guía completa sobre vitaminas naturales y suplementos vitamínicos | Spirosa

8 consejos sobre cómo empezar a vivir sin residuos

  1. Conciencia. Fíjate en como es tu vida actual y como quieres que sea, echa un vistazo a lo que tienes y a lo que no necesitas para que tus futuras compras sean más conscientes y pensadas. 
  2. Acaba los productos que ya has comprado en lugar de tirarlos.
  3. Cambios sencillos. Elige las cosas que duran, que tienen cierta calidad  y su vida como producto sea larga.
  4. Paciencia. Hacer la transición a un estilo de vida de residuo cero no va a pasar de la noche a la mañana, ¡a veces puede tardar años! Prepárate.
  5. Mejores soluciones para tu propio desperdicio. ¿Compras mucha comida preparada envasada en un envase de plástico? Quizás deberías intentar hacerla tu mismo en casa. Cada persona tiene sus propios hábitos y no hay soluciones perfectas para todos, pero puedes crearte uno que se adapte a ti. 
  6. Hábitos del consumidor. La forma en la que adquieres tus productos pueden significar un beneficio o un perjuicio al mundo en el que quieres vivir. Asegúrate que tus compras apoyan tus valores. 
  7. Comunidad. Encuentra tu grupo local para que no te sientas como un rarito. Te ayudarán a encontrar soluciones para tus problemas, pero también son una fuente de inspiración maravillosa.
  8. Educación. Tendrás que leer, preguntar y escuchar mucho. Ten curiosidad y trata de educar también a tus círculos cercanos.