Suplementos - todo lo que necesitas saber

Seguramente tú también has oído hablar que la falta de vitamina D en tu cuerpo puede estar asociada a la falta de exposición al sol o que si tomas cola de caballo esto puede ayudarte a lucir una melena radiante. Todo esto, está íntimamente relacionado con los complementos alimenticios, ya que su ingesta puede ayudarte aportar los nutrientes necesarios que no consumes en las cantidades suficientes en tus comidas. Hablemos del por qué hoy en día no nos imaginamos nuestra vida sin suplementos, qué tipo de suplementos existen y qué debes tener en cuenta si decides de tomar suplementos alimenticios.

¿Qué es un suplemento alimenticio y para qué sirve?

Los suplementos alimenticios son fuentes concentradas de nutrientes que se toman como un refuerzo adicional de minerales y nutrientes en nuestra dieta. (1) Aunque la categoría de suplementos es muy amplia, los principales tipos de suplementos que nos encontramos en tiendas y herbolarios son los suplementos o complementos deportivos, los cuales están enfocados a ayudar a conseguir un mayor rendimiento en los deportistas y atletas. 

Por otro lado, tenemos los suplementos dietéticos que aportan nutrientes que, por diversas razones, no pueden consumirse en cantidades suficientes en nuestra dieta.

Guía completa sobre vitaminas naturales y suplementos vitamínicos | Spirosa

Existen un sin fin de razones por las que la gente decide tomar suplementos. La mayoría los toma con el objetivo de mejorar o mantener su salud en general o para prevenir posibles problemas relacionados con la salud. Así, lo que normalmente se busca es aumentar la inmunidad, mejorar los niveles de energía, mejorar el sueño, tratar problemas de salud mental, pérdida de peso, menopausia, prepararse para el embarazo, entre otros.

No es necesario tomar suplementos o complementos alimenticios si estás sano y sigues una dieta equilibrada. No obstante, en ciertos casos tomar suplementos es muy recomendable, incluso obligatorio, como por ejemplo en el caso de las mujeres embarazadas, que deben tomar suplementos de ácido fólico para prevenir defectos en el nacimiento del bebé, como los relacionados con la espina bífida.

Las razones más populares para tomar suplementos son las siguientes:

  • Hoy en día, existe un problema relacionado con la baja calidad de los alimentos disponibles en la producción y en las ventas en masa, ya que ésta es cada vez mayor. Esto significa que lo que consumimos no nos proporciona un valor nutricional suficiente. Las deficiencias de vitaminas y minerales pueden venir sobrevenidas como resultado de una dieta inadecuada o del consumo de productos de baja calidad, lo cual lo podemos complementar con la ingesta de suplementos dietéticos que contienen cantidades equilibradas de vitaminas y minerales. Incluso se recomienda su consumo antes de sufrir cualquier tipo de problema de salud.
  • Aportan beneficios positivos a tu cuerpo durante períodos de mayor intensidad o actividad física (entrenamiento, exceso de trabajo, etc.) y mental (estrés, trabajo mental, efectos del cambio de estaciones como de otoño al invierno, etc.). 
  • Resultan un buen aliado respecto al cuidado de la belleza. Existen suplementos dietéticos cuya composición se selecciona para ayudar a la regeneración, calidad y aspecto del cabello, uñas y piel.
  • Ayudan a la pérdida de peso y regulación de los procesos corporales. Los suplementos dietéticos, pueden servir de apoyo en nuestras actividades físicas, así como también a mantenernos nutridos durante la pérdida de peso.  Así, los ingredientes seleccionados e incorporados a los suplementos ayudan a quemar grasa, mejorar el metabolismo, mejorar el bienestar durante los períodos de carga adicional, como entrenamientos o una dieta más restrictiva.

Cabe tener en cuenta que no es necesario tomar suplementos o complementos alimenticios si estás sano y sigues una dieta equilibrada. No obstante, en ciertos casos tomar suplementos es muy recomendable, incluso obligatorio, como por ejemplo en el caso de las mujeres embarazadas, que deben tomar suplementos de ácido fólico para prevenir defectos en el nacimiento del bebé, como los relacionados con la espina bífida.

Por otro lado, no puede pasarse por alto que el exceso de ciertos suplementos puede ser dañino y causar efectos secundarios no deseados.

Suplementos seguros – ¿Cómo sé que lo que estoy tomando no me va a perjudicar?

Antes de tomar cualquier suplemento, deberías leer detenidamente la etiqueta o su prospecto.

No obstante, conviene mencionar que la legislación de la Unión Europea (UE) garantiza y vela para que los suplementos sean seguros y estén debidamente etiquetados. De esta manera la UE ayuda a velar para que los complementos alimenticios sólo puedan incorporar ciertos nutrientes y que además éstos se utilicen en cantidades que no representen un riesgo para la salud.  

Además, dentro de los países de la UE todos los complementos alimenticios están regulados como alimentos. Así, la Directiva 2002/46/CE del Parlamento Europeo (transpuesta a nuestro ordenamiento jurídico por el Real Decreto 1487/2009) (2) define los “complementos alimenticios” como “los  productos alimenticios cuyo fin sea complementar la dieta normal y consistentes en fuentes concentradas de nutrientes o de otras sustancias que tengan un efecto nutricional o fisiológico, en forma simple o combinada, comercializados en forma dosificada, es decir cápsulas, pastillas, tabletas, píldoras y otras formas similares, bolsitas de polvos, ampollas de líquido, botellas con cuentagotas y otras formas similares de líquidos y polvos que deben tomarse en pequeñas cantidades unitarias”.

Resulta relevante indicar qué información considera el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Gobierno de España que debería de aparecer en cada etiqueta:

  • Nombre y la dirección del fabricante, envasador o importador en la Unión Europea.
  • Lista de ingredientes, incluidos los alérgenos comunes que deben enfatizarse (en negrita, cursiva, resaltada, en mayúsculas, subrayada o mediante el uso de colores contrastantes, con el objetivo de ser identificados de una manera rápida y fácil.
  • Condiciones de uso, incluida información sobre la dosis diaria recomendada y advertencias necesarias.
  • Instrucciones de almacenamiento, incluida una declaración de que el producto debe almacenarse fuera del alcance de los niños.
  • Información relativa al vencimiento, esto es, ‘usar antes’ de o ‘fecha de caducidad’.
  • Declaración nutricional que contiene los nombres y cantidades de las vitaminas, minerales u otras sustancias como aminoácidos, ácidos grasos o extractos de plantas, que forman la parte principal del producto.
  • Declaración de qué complementos alimenticios no deben usarse como sustitutos de una dieta variada.
COMPRA SUPLEMENTOS DE PROBIÓTICOS

Suplementos de vitaminas y minerales

Las vitaminas y minerales juegan un papel muy importante en la prevención de deficiencias de nutrientes en el cuerpo humano, reduciendo así el riesgo de desarrollar algunas enfermedades crónicas. Así, cabe tener en cuenta que la deficiencia o falta de cualquier componente puede producir cambios morfológicos o fisiológicos, que pueden causar un deterioro en la capacidad del cuerpo para funcionar, disminución de la resistencia al estrés, así como un aumento de la sensibilidad a los efectos de factores ambientales, trastornos del crecimiento, desarrollo o esperanza de vida. (3)

No obstante, una ingesta inadecuada de estas sustancias puede producir desequilibrios de nutrientes, es por esa razón que las vitaminas y minerales se deben consumir en cantidades proporcionales y necesarias. Así, el exceso de cualquier suplemento puede causar efectos secundarios como, por ejemplo las preparaciones de calcio deben tomarse con magnesio, ya que así se produce una complementación mutua de la sustancia.

Esta información se extrae de la publicación que realiza la US National Library of Medicine National Institutes of Health “Soni MG, Thurmond TS, et al. Safety of Vitamins and Minerals: Controversies and Perspective. Toxicol Sci 2010, 118(2): p. 348-55”.

Suplementos a base de plantas y hierbas medicinales

El funcionamiento de las plantas y sus principios activos aislados, fortalecen las fuerzas inmunes del cuerpo y mejoran el funcionamiento de los órganos individuales. La actividad de las sustancias vegetales está asociada con la presencia de ciertos compuestos activos, los cuales incluyen: metabolitos primarios, como azúcares simples, ácidos grasos, aminoácidos, y metabolitos secundarios, como alcaloides y taninos, flavonoides, saponinas y terpenos. 

Cabe indicar que las sustancias vegetales usadas como suplementos dietéticos, en la mayoría de los casos son las que no tienen un fuerte efecto farmacológico y sus dosis son más bajas que las dosis terapéuticas.

Así, los complementos más beneficiosos para la dieta diaria son los siguientes, el espino, el ginkgo biloba, el ginseng, la echinacea y el ajo. Por otro lado, merece la pena mencionar que el uso de condimentos como, por ejemplo, la canela, la mejorana, el orégano, el ajo, el jengibre, el hinojo, el comino, la pimienta y la albahaca, tienen efectos muy beneficiosos para la salud.

Suplementos que contienen ácidos grasos esenciales

Cabe destacar que el cuerpo humano no puede producir los ácidos grasos esenciales (“AGE”) por sí mismo, por lo que deben ser abastecidos con el consumo de determinados alimentos. Desafortunadamente, la dieta actual resulta altamente procesada y abundan grandes cantidades de grasas no saludables, grasas oxidadas y grasas trans. Es por ello que los fabricantes de suplementos ofrecen preparaciones que mejoran la proporción de ácidos grasos beneficiosos o compensan sus deficiencias.

En el mercado se pueden encontrar suplementos que incluyen ácido linoleico (“LA”), α-linoleico (“ALA”), γ-linolénico (“GLA”), ácido eicosapentaenoico (“EPA”) o ácido docosahexaenoico (“DHA”). 

Así, esta comprobado, que los ácidos grasos omega-3 (especialmente “DHA” y “EPA”) tienen efectos antiinflamatorios, así como un efecto beneficioso sobre el sistema cardiovascular que ayuda en la prevención de enfermedades neurodegenerativas y cancerígenas. Dicho componente lo podemos encontrar en los pescados grasos como el arenque, el salmón y la caballa. Desafortunadamente, se oxidan muy fácilmente para formar compuestos potencialmente peligrosos, por lo que el salmón frito no sería una buena fuente de omega-3. (4)

Suplementos basados en la fibra dietética

La fibra vegetal es una mezcla de compuestos de carbohidratos. Una característica de la misma es que no se digiere ni se absorbe en el tracto digestivo humano, por tanto, al principio dicha sustancia fue considerada como una sustancia que más que beneficiar a la salud era un obstáculo. No obstante, después de un tiempo se descubrió que la fibra vegetal contribuía a la aceleración de la peristalsis intestinal. Así, produce un efecto que llena los intestinos y estimula su movimiento acelerando el paso a través del tracto digestivo, evitando así el estreñimiento.

La fibra dietética facilita el desarrollo de bacterias intestinales beneficiosas, pero también causa una disminución en la glucosa en la sangre y reduce el hambre. Además, también elimina las sustancias nocivas como toxinas y metales pesados del cuerpo. A este respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comer entre un 20-40 g de fibra al día, ya que la falta de fibra en los alimentos puede ser causa de estreñimiento, obesidad, aterosclerosis, urolitiasis, cáncer colorrectal, cáncer de mama, apendicitis, entre otros.

Por otro lado,hay que tener en cuenta que el consumo excesivo de fibra reduce la absorción de grasas y, por tanto, puede reducir la absorción de vitaminas solubles, entre ellas la vitamina A y D3. (5)

Guía completa sobre vitaminas naturales y suplementos vitamínicos | Spirosa

Suplementos que contienen probióticos y prebióticos

Los probióticos son cepas de bacterias vivas que tienen un efecto beneficioso en la salud. Según se recoge en la guía publicada por la FAO y la OMS en el año 2002, los probióticos son “microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, confieren un beneficio a la salud del que los toma”.

Los probióticos conocidos son bacterias productoras de ácido láctico que pertenecen a los géneros Bifidobacterium y Lactobacillus. Los productos metabólicos de las bacterias probióticas estimulan el sistema inmunitario, mejoran la motilidad intestinal y la secreción intestinal.

Así, los probióticos conocidos son bacterias productoras de ácido láctico que pertenecen a los géneros Bifidobacterium y Lactobacillus. Los productos metabólicos de las bacterias probióticas estimulan el sistema inmunitario, mejoran la motilidad intestinal y la secreción intestinal. Asimismo, los probióticos acidifican el entorno dentro del intestino, producen sustancias antibacterianas y antivirales naturales, que tienen la capacidad de inhibir el crecimiento de bacterias patógenas y reducir la cantidad de toxinas que producen.

Por otro lado, los prebióticos son carbohidratos naturales (oligo y polisacáridos, como: inulina, oligofructosa y lactulosa), que son el caldo de cultivo para las cepas de bacterias beneficiosas que se encuentran naturalmente en el tracto digestivo. 

Los prebióticos estimulan el crecimiento y la actividad de la flora intestinal. Así, bajo la influencia de la microflora intestinal, se someten a una fermentación anaerobia, y esto trae como resultado que se produzcan sustancias gaseosas que estimulan el peristaltismo, reducen el pH del contenido intestinal, creando condiciones desfavorables para el desarrollo de la mayoría de las bacterias patógenas en los intestinos. (6)

Suplementos que contienen aminoácidos

Los aminoácidos y sus derivados, esto es, arginina, citrulina, glutamina, creatina, L-carnitina, metionina, taurina, estimulan el crecimiento y son una fuente de energía para los músculos. Así, son también los encargados de aumentar su eficiencia, así como son los responsables de la vitalidad y la capacidad intelectual. Algunos regulan el metabolismo del calcio, alivian los síntomas de la depresión y las migrañas, facilitan el sueño y aumentan la resistencia del cuerpo. 

Dichos suplementos dietéticos están destinados principalmente a personas que realizan una mayor actividad física, especialmente los deportistas y atletas. (7)

Suplementos para adelgazar

Por regla general los suplementos para adelgazar incluyen las siguientes sustancias, fibra dietética, inulina, ácido hidroxicítrico, L-carnitina, quitosano, cromo, cafeína, goma guar, piña, extractos de café verde, extracto de té rojo Pu-Erh, té verde y ácido linoleico conjugado (CLA). 

Tal y como ya hemos mencionado, la fibra dietética contribuye a la aceleración del peristaltismo intestinal lo cual ayuda a prevenir el estreñimiento. 

Por otro lado, una sustancia muy similar a la fibra, es la inulina que actúa como un tipo de fibra dietética, conteniendo una serie de propiedades que regulan las deposiciones, al pertenecer a los prebióticos. La inulina se obtiene naturalmente de la cebolla, el ajo, el plátano, la cebada, la alcachofa y, en particular, de la raíz de achicoria. 

Asimismo, el uso de ácido linoleico conjugado (CLA) conduce a una reducción en la grasa corporal y el peso, reduce el colesterol total y LDL (o también llamado “colesterol malo”). El CLA tiene efectos antiinflamatorios y protectores en los procesos de cáncer y la aterosclerosis, ya que contiene fuertes propiedades antioxidantes. 

Además del anterior, el té verde contiene compuestos polifenólicos –catequinas- con fuertes propiedades antioxidantes. Se ha demostrado que el extracto de té verde reduce la presión arterial alta, baja el azúcar, previene el cáncer y reduce el colesterol malo. (8)

Suplementos para mejorar el sistema inmunitario

Los suplementos dietéticos que ayudan al sistema inmunitario deben tomarse durante todo el año. Si hemos sufrido varios tipos de infecciones con anterioridad, una vez que empecemos a tomar dichos suplementos, empezaremos a sentir una gran diferencia sobre todo cuando empiezan los cambios de estaciones o temporada, por ejemplo, del otoño-invierno.

Cabe tener en cuenta que la mayoría de los nutrientes que ayudan al sistema inmunitario los podemos obtener llevando una dieta equilibrada. No obstante, si no llevamos un dieta variada y equilibrada, vale la pena reforzar nuestro organismo con suplementos, como vitaminas y ácidos esenciales.

Guía completa sobre vitaminas naturales y suplementos vitamínicos | Spirosa

La vitamina D3 no sólo tiene efectos positivos en el sistema inmunitario, sino que también favorece a los huesos, las articulaciones y los dientes. Además, permite la absorción de magnesio, fósforo y calcio. Así, su ingesta es especialmente importante durante el otoño e invierno.

Por otra parte, la curcumina es el ingrediente activo en la cúrcuma y tiene fuertes efectos anticancerígenos y antiinflamatorios. Además, se ha demostrado su eficacia en la lucha contra el cáncer de intestino, mama, piel y estómago.

Asimismo, los ácidos grasos Omega-3 ayudan a dar una mejor respuesta del sistema inmune a los patógenos, fortalecen las membranas mucosas, gracias a las cuales se pueden tratar con mayor eficacia los microorganismos patógenos. Al mismo tiempo tienen un efecto positivo en los huesos, favoreciendo la absorción de calcio de los alimentos y acelerando la regeneración del cuerpo.

El zinc participa en la formación de algunos glóbulos blancos y el betacaroteno (provitamina A) sella las membranas mucosas y también es un poderoso antioxidante que combate eficazmente los radicales libres responsables del envejecimiento del cuerpo y del desarrollo de muchas enfermedades, incluido el cáncer.

Finalmente, la vitamina C contribuye en la producción de anticuerpos cuya función es combatir las infecciones. Además, fortalece las paredes de los vasos sanguíneos, acelera la cicatrización de las heridas y promueve la absorción de hierro, cuya deficiencia causa anemia, lo cual suele ir acompañado de fatiga y una disminución de la inmunidad.

COMPRA POLEN DE ABEJA Y PROPOLEO

Suplementos para el sistema cardiovascular

Este grupo de suplementos incluye las siguientes sustancias, estanoles y esteroles vegetales, lecitina, ácidos grasos insaturados Omega-3 y Omega-6 y extractos de ginkgo biloba.

Los ácidos grasos poliinsaturados inhiben la formación de cambios inflamatorios peligrosos en la placa aterosclerótica. Así, tienen asignada una función protectora del sistema vascular.

Además de lo anterior, la vitamina C tiene un efecto positivo sobre el estado de los vasos sanguíneos y el tejido conectivo y, por tanto, ayuda a mejorar la circulación periférica.

Los extractos de plantas son grandes aliados a la hora de mejorar nuestra salud cardiovascular. Así, por ejemplo, la hoja de abedul contribuye a una disminución de los lípidos en la sangre y aumenta la sensibilidad a la insulina. Por otro lado, la fruta de espino tonifica el corazón, y cuando se combina con la fruta de aronia, optimiza la presión arterial y tiene un efecto positivo sobre la elasticidad de las arterias coronarias. La hierba de agripalma aumenta la eficiencia del miocardio, disminuye la presión arterial y mejora la circulación.

No podemos pasar por alto los zumos naturales, como los de arándanos o saúco, que ayudan a reducir el colesterol malo y hacen que los vasos sanguíneos sean más flexibles. Asimismo, el zumo de aronia mejora la absorción y el funcionamiento de la vitamina C, también ayudando a disminuir la presión arterial. Estos zumos, curiosamente, mejoran el funcionamiento de incluso los capilares más pequeños.

Finalmente, los ácidos grasos omega-3 tienen efectos antiinflamatorios, previniendo la obesidad, diabetes y las enfermedades del corazón. También son dignos de mencionar el aceite de oliva y el aceite de cáñamo, ya que al reemplazar las grasas saturadas de la dieta con grasas no saturadas ayuda a mantener los niveles normales de colesterol en la sangre.

Suplementos para retrasar el proceso de envejecimiento

Para retrasar los signos del envejecimiento o su proceso los antioxidantes juegan un papel esencial. Los que se usan principalmente son los siguientes, vitaminas (A, C, E), minerales (zinc, magnesio, selenio), polifenoles, lecitina y coenzima Q10.

Los flavonoides (polifenoles), incluidos los fitoestrógenos, se usan cada vez más durante la menopausia para retrasar los signos de envejecimiento de la piel. 

Por otro lado, los fitoestrógenos pertenecen a compuestos vegetales que tienen efectos similares a los estrógenos. Se utilizan isoflavonas, obtenidas principalmente de la soja y otras legumbres, lignanos (contenidos en el aceite de linaza) y cumestanos que se encuentran en las semillas de girasol y los brotes de habas. 

Se ha demostrado que el uso de fitoestrógenos afecta positivamente el perfil de lípidos en suero. Además, se cree que reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares en mujeres post-menopáusicas. Queda constatado que estos compuestos tienen un efecto positivo sobre el metabolismo del tejido óseo, las membranas mucosas y la piel, aliviando eficazmente los síntomas post-menopáusicos.

Suplementos para el aparato locomotor

Por regla general, los suplementos para el aparato locomotor incluyen las siguientes sustancias, la glucosamina, condroitina, metilsulfonilmetano, los preparados de colágeno, calcio, vitamina D3.

Cabe tener en cuenta que su efectividad varía mucho. La mayoría de la gente piensa en el calcio como un elemento fundamental para mantener la salud ósea, sin embargo, el magnesio es un gran aliado para mejorar la salud de los huesos.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que la vitamina D3 (colecalciferol) juega un papel fundamental en la salud ósea, siendo una sustancia con acción comprobada, esencial para el sistema inmune y el desarrollo esquelético. Además de resultar una vitamina muy importante para que el organismo pueda metabolizar bien el magnesio.

Si bien, es cierto que nuestro cuerpo puede producir la vitamina D3 por sí mismo, por ejemplo, al pasar suficiente tiempo expuestos al sol. La mayoría de la gente, naturalmente, no adquiere una dosis suficiente al día de sol y, es por ello, que la mayoría de nosotros necesitamos complementos alimenticios para paliar dicha la deficiencia.

Suplementos para el sistema nervioso, la concentración y la vitalidad

Este grupo de suplementos incluye principalmente las siguientes sustancias, cafeína, lecitina, colina, inositol, taurina, ingredientes activos derivados de plantas como el ginseng, guaraná, así como vitaminas C y E, magnesio, aminoácidos, zinc y selenio.

La lecitina es la fuente más rica de colina y se utiliza para sintetizar acetilcolina. Además de ser un transmisor de impulsos nerviosos que determina el curso adecuado de los procesos de aprendizaje y la concentración mental. Esta sustancia permite la conducción adecuada de señales en el sistema nervioso y el cerebro, mejorando así la memoria. Asimismo, la lecitina también aumenta la capacidad de concentración y resistencia al estrés, protege contra el desarrollo de cambios degenerativos en el sistema nervioso y ayuda para el tratamiento de enfermedades neurológicas tales como enfermedad de Alzheimer o enfermedad de Parkinson. La deficiencia de lecitina puede afectar la función cerebral. El consumo de la lecitina se recomienda principalmente a personas que pasan por las temporadas de un mayor esfuerzo físico y mental, especialmente aquellas que requieren alta y larga concentración.

Por otro lado, el ginseng está muy valorado porque se considera que aporta mucha energía, mejora la concentración y las habilidades de memoria, aumenta la resistencia al estrés, acorta el tiempo de reacción y aumenta la vitalidad en la edad media y avanzada. Además, mejora el funcionamiento del sistema inmune, disminuye la glucosa en sangre, ayuda a reducir el exceso de peso. La raíz de ginseng también es un legendario afrodisíaco, al que se le atribuye una acción comparable a los medicamentos utilizados para la disfunción eréctil.

Finalmente, la guaraná estimula, alivia la fatiga física y mental, aumenta la capacidad de concentración y memoria. Además, también funciona como termorregulador, aumenta la resistencia física. Dicho efecto se le atribuye a la cafeína contenida en la guaraná, que es varias veces más que el que se contiene en los granos de café.

Suplementos para mejorar la visión

Las sustancias responsables del correcto proceso de visión son principalmente las siguientes: los carotenoides y arándanos. Los carotenoides son: α-caroteno, β-caroteno, criptoxantina, licopeno, luteína y zeaxantina. Son fuertes antioxidantes. Además, el β-caroteno, el α-caroteno y la criptoxantina tienen una actividad similar al retinol y son una fuente de vitamina A para el cuerpo, que es necesaria para el proceso de visión adecuada. 

La luteína evita que el ojo se seque, protege contra la inflamación y absorbe la radiación ultravioleta.

Cabe indicar que los carotenoides inhiben los procesos degenerativos de la visión, protegen el pigmento ocular de los efectos nocivos de la radiación solar y del ordenador. 

Las principales indicaciones para el uso de estas sustancias son las siguientes: daño retiniano, profilaxis del órgano de la visión, mala agudeza visual, sequedad e irritación conjuntival, lagrimeo y picazón del ojo y ceguera crepuscular.

El deterioro de la agudeza visual y la ceguera en los ancianos a menudo es una consecuencia de la degeneración macular. Los estudios han demostrado que tomar extracto de arándano previene cambios en la córnea y la mácula.

Suplementos para mejorar la piel, el cabello y las uñas

El grupo de suplementos dietéticos con efectos cosméticos se denomina como nutricosméticos, es decir, cosméticos tomados y que funcionan desde el interior. Los fabricantes de nutricosméticos, así como otros suplementos dietéticos, aseguran su alta eficiencia en la lucha contra problemas específicos relacionados con la belleza. Sin embargo, antes de usarlos, hay que comprobar cuidadosamente la composición del producto. 

Cabe indicar que algunos suplementos dietéticos se describen como productos para la belleza pero sólo indican esto para aumentar su atractivo, es por ello que siempre hay que estar seguro si el nutricosmético ha pasado por las pruebas clínicas y de los componentes que incluye.

El suplemento más popular para mejorar el estado de la piel y el cabello es la cola de caballo, que tiene propiedades antibacterianas, remineralizantes y regeneradoras. Es una fuente de flavonoides, potasio y silicio. 

Por otro lado, para el correcto funcionamiento de los tejidos que crecen, es decir, los que se encuentran en la piel, el cabello y las uñas, son necesarias grandes cantidades de estos ingredientes. 

El nivel de silicio en el cuerpo disminuye con la edad, lo que provoca el envejecimiento del cabello, la fragilidad de las uñas y el cabello, así como la reducción de la resistencia a las micosis y las infecciones bacterianas. El silicio participa en la biosíntesis de colágeno, un componente básico del tejido conectivo. Además, fortalece las paredes de los vasos sanguíneos, que se vuelven más flexibles, reduce la permeabilidad capilar y acelera la cicatrización de heridas.

Por otro lado, el aloe vera se usa en el tratamiento de muchas enfermedades, incluidas las dermatosis, así como en la producción de cosméticos. El gel de aloe, obtenido de la pulpa de la hoja, se usa tanto interna como externamente. De manera tópica como una curación antiinflamatoria y aceleradora de la curación de heridas y quemaduras. Además de lo anterior, se ha demostrado que el gel de aloe vera reduce los niveles de glucosa en la sangre en diabéticos, reduce los niveles de lípidos en pacientes hiperlipidémicos y también inhibe la secreción de pepsina y ácido clorhídrico, evitando así las úlceras estomacales. Asimismo, numerosos estudios clínicos han demostrado que el gel de aloe vera reduce significativamente las arrugas, aumenta la elasticidad de la piel y la producción de procolágeno. El uso de extractos de aloe vera ayuda a mantener la hidratación normal de la piel y puede ser eficaz en el tratamiento de la piel seca.

Suplementos deportivos

Para acelerar el crecimiento del tejido muscular se utilizan las siguientes sustancias, aminoácidos, vitaminas y minerales, cafeína, ácido linoleico conjugado (CLA), ácidos grasos, sulfato de condroitina, glucosamina, β-hidroxi-β-metilbutirato (HMB), carnitina y creatina.

Se recomienda el consumo de este tipo de sustancias puesto que aumentan la resistencia al dolor, a la fatiga y acelera la regeneración de la fuerza después de un gran esfuerzo.

La creatina (ácido β-metilguanidinoacético) es un compuesto proteico formado naturalmente en el cuerpo, hecho de glicina, arginina y metionina. Tiene lugar en los músculos y se sintetiza en el hígado y los riñones. Por otro lado, la creatina se acumula principalmente en los músculos esqueléticos. Causa aumento de peso, por lo tanto, se usa principalmente en deportes de fuerza. El consumo de estos suplementos debe utilizarse durante no más de 4 a 6 semanas, para no aumentar los calambres musculares y, en particular, para evitar daños hepáticos y renales.

A diferencia de la creatina, la carnitina es uno de los agentes que no se ha demostrado de manera clara su efectividad.Se conoce que la carnitina está hecha de metionina y lisina, y se sintetiza, como la creatina, en el hígado y los riñones. 

Hay dos formas: L-carnitina y D-carnitina, pero sólo la forma L es la forma activa. Su función principal es el transporte de ácidos grasos a través de la membrana mitocondrial y, por lo tanto, es necesaria para el correcto funcionamiento del músculo cardíaco y los músculos esqueléticos. Cabe hacer mención que dosis demasiado altas pueden causar diarrea y debilidad muscular.

Por otro lado, se ha demostrado que la L-carnitina tiene propiedades eufóricas y también su consumo puede afectar a la sensación subjetiva de fatiga.

Suplementos para reducir el riesgo de osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad metabólica de los huesos que debilita su microestructura, causa pérdida ósea y aumenta la susceptibilidad a fracturas. La esencia del problema es el desequilibrio entre la resorción y la formación esquelética. 

Son las mujeres quienes tienen más probabilidades de sufrirla y muchas de ellas mueren debido a complicaciones después de fracturas osteoporóticas.

Los componentes básicos de este grupo de suplementos son el calcio y la vitamina D.

Referencias:

  1. Suplementos Alimenticios – Lo que usted necesita saber, Recuperado de: https://www.fda.gov
  2. Directiva 2002/46/CE del Parlamento Europeo (transpuesta a nuestro ordenamiento jurídico por el Real Decreto 1487/2009, Recuperado de: http://www.aecosan.msssi.gob.es
  3. National Institutes of Health, Multivitamin/mineral Supplements, Recuperado de: https://ods.od.nih.gov
  4. Molfino A., (2014)The role for dietary omega-3 fatty acids supplementation in older adults, Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  5. Fibra dietética: esencial para una dieta saludable, Recuperado de: https://www.mayoclinic.org
  6. Hill C., Expert consensus document. The International Scientific Association for Probiotics and Prebiotics consensus statement on the scope and appropriate use of the term probiotic, https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  7. Tessari P., Essential amino acids: master regulators of nutrition and environmental footprint?, Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  8. Jeukendrup A.E., (2011) Fat burners: nutrition supplements that increase fat metabolism, https://www.ncbi.nlm.nih.gov