Envío en 24/48H

Spirosa Logo

El vínculo entre el sueño y un sistema inmunológico fuerte

El vínculo entre el sueño y un sistema inmunológico fuerte | Spirosa

La falta de sueño nos hace estar desanimados, encontrarnos mucho peor y, lo que es aún más negativo, que nuestro sistema inmunológico no sea todo lo fuerte que deseamos. Para que entiendas la asociación existente entre el sueño y el sistema inmune, te contamos más al respecto.  

¿Cómo se vinculan el descanso y el sistema inmunológico?

Diversos estudios científicos han tratado acerca de cómo el sueño o la falta del mismo pueden mejorar o, por el contrario, empeorar el estado del sistema inmunológico. Uno de los desarrollados en los últimos años en la Universidad Nacional Autónoma de México fue denominado como ‘Sueño y Sistema Inmune’, por lo que va claramente orientado al tema que buscamos.  

En este estudio se llegaron a varias conclusiones, algunas de las más interesantes fueron que una falta en las horas de sueño hace disminuir los niveles de citocinas y marcadores de la inflamación, repercutiendo negativamente en la función inmunológica.[1]

Por otro lado, la falta de energía se relaciona con una inactivación en los cambios hormonales, de forma que el cuerpo tiene una menor adaptación a los cambios que deben producirse en el sistema endocrino.  

Para tener mayor relevancia en los estudios, se comparó en personas recién vacunadas de la Hepatitis A como era su respuesta según el descanso que tenían tras haberse vacunado. La producción de anticuerpos frente a esta enfermedad fue mucho más positiva en las personas que habían tenido más horas de sueño. Esto se debe a que el medio y la respuesta inflamatoria durante el sueño se ven activadas.  

Una falta de sueño prolongada, es decir, dormir entre 4 y 5 horas durante prácticamente todos los días tendrá una repercusión negativa a todos los niveles. Se sabe que el metabolismo de los alimentos también será mucho menos adecuado. Por ello, entre los remedios para una digestión adecuada podemos encontrarnos con el descanso óptimo como una vía factible para lograrlo.  

Aunque parezca algo obvio, el descanso no se conseguirá igual si se realiza en una habitación a oscuras que si se hace con claridad. El cuerpo no descansará como es debido y no aparecerán los beneficios buscados.  

Horas de sueño recomendadas 

Para llevar un día a día correcto, sin falta de sueño y rindiendo debidamente, la Organización Mundial de la Salud establece unas horas necesarias de sueño para cada grupo de edad.  

Así, para los jóvenes de hasta 25 años y para adultos en el rango de 26 a 64 años establece que son necesarias entre 7 y 9 horas de sueño. Para edades más avanzadas, superiores a 65 años, reduce las horas a entre 7 y 8 horas de descanso diario.  

Es difícil conseguir dormir a diario esas horas ya que siempre pueden ocurrir ciertas actividades que reduzcan el tiempo de descanso. Sin embargo, lo que hay que buscar es que el máximo de días se alcancen estas horas. Será mucho más sencillo seguir un ritmo de vida adecuado si siguen ciertos horarios y rutinas
 

Referencias:

[1] María Guadalupe Rico-Rosillo, Gloria Bertha Vega-Robledo, Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Medicina, Unidad de Medicina Experimental, Ciudad de México, México, Sueño y sistema inmune, http://www.scielo.org.mx/