Envío en 24/48H

¿NECESITAS AYUDA?

Maneras naturales de aliviar el dolor crónico

alivio-del-dolor

Cuando se trata de problemas crónicos, el dolor no solo es uno de los más comunes (por ejemplo, los dolores de cabeza y el dolor de espalda son las dos principales razones por las que la gente falta al trabajo), sino que también es uno de los más problemáticos cuando se trata de la salud.

Contenido

El dolor puede tener un efecto dominó que afecta a otros aspectos de su vida. Por ejemplo, podría ser más sedentario porque la actividad es dolorosa. Esto puede causar un aumento de peso, falta de sueño, más estrés y otros problemas. Y cada uno de ellos viene con su propio conjunto de desafíos. Ya sea que experimente dolores musculares frecuentes o que se trate de un problema a corto plazo, aquí hay algunas estrategias sin medicamentos que puede considerar.

Practique buenos hábitos de sueño

Dormir bien por la noche es importante para todos, ya que ayuda a relajar la mente y el cuerpo. Para las personas que sufren de dolor crónico, dormir lo suficiente es importante a fin de controlar el dolor y promover la curación. Si no duerme lo suficiente, es importante que practique hábitos que le ayuden a tener un sueño reparador. Para algunas personas, es importante tener una habitación oscura y tranquila para dormir, o podría establecer un horario regular para irse a la cama. Sea lo que sea que funcione para usted, es importante que desarrolle hábitos de sueño saludables.

Nutrición

Se sabe que ciertos alimentos causan inflamación, como los alimentos altamente procesados, el azúcar, las bebidas endulzadas y las grasas trans. Los inflamatorios solo pueden aumentar el dolor en los pacientes crónicos. Existen numerosos alimentos que pueden reducir los niveles de inflamación en todo su sistema, proporcionando beneficios no solo para los músculos de la espalda y las articulaciones, sino también para la tiroides, el sistema inmunológico y la digestión. Alimentos como nueces, cerezas ácidas, verduras de hojas verdes como la col rizada y pescados grasos como el salmón. Pruebe también la cúrcuma y el jengibre, dos especias que son particularmente ricas en compuestos antiinflamatorios.

Meditación

La meditación es una forma rápida, sencilla y gratuita de relajar la mente y el cuerpo. Estar en un estado mental más relajado puede ayudar a reducir el dolor. Hay muchas formas de comenzar a practicar la meditación,durante unos pocos minutos inicialmente y luego alargando gradualmente el tiempo de meditación.

Pérdida de peso

Cargar peso extra tiene un efecto dominó al ejercer presión adicional sobre los músculos de la espalda, la columna vertebral y las articulaciones, lo que puede causar problemas adicionales como migrañas, fibromialgia, dolores de cabeza por tensión y dolor abdominal, así como problemas de espalda. A veces, perder peso puede marcar una gran diferencia, especialmente si está perdiendo peso a través de una alimentación saludable, ya que también está reduciendo la inflamación, lo cual es una ventaja para reducir los niveles de dolor. Además, el ejercicio puede reducir el dolor pues fortalece los músculos que sostienen las articulaciones y hace que el cuerpo produzca endorfinas que alivian el dolor.

Yoga o Tai Chi

Prácticas como el yoga y el tai chi se recomiendan a menudo contra el dolor, pero además son también muy útiles para reducir la angustia relacionada con el dolor. Se han realizado muchas investigaciones sobre la eficacia de ambos, y el yoga en particular, que muestran reducciones a más largo plazo en el dolor lumbar. Ambas prácticas también son beneficiosas contra otros tipos de dolor.

Ser social

La investigación sobre los niveles de dolor ha demostrado que las personas con dolor crónico que tienen un entorno social tienden a calificar su dolor como más bajo, además de tener menos probabilidades de que el dolor interfiera con sus actividades diarias. Una forma rápida de comenzar a aumentar su red social es conectarse con personas que tengan intereses similares. A nivel local y online, se pueden encontrar muchos grupos, como clubes de lectura, grupos de voluntarios o grupos de apoyo (tanto a nivel local como online para personas con dolor crónico.

Coma más fibra

La investigación sugiere que las personas que consumen dietas ricas en fibra tienen menos dolor de osteoartritis. Las dietas ricas en fibra producen muchos ácidos grasos de cadena corta, que pueden ayudar a fomentar un equilibrio saludable de microbios en el tracto digestivo, lo que reduce la inflamación en todo el cuerpo y las enfermedades artríticas inflamatorias, como la artritis reumatoide y la espondilitis anquilosante.

Acupuntura

La acupuntura se ha utilizado durante años en muchos países para tratar el dolor, aunque algunos la consideran controvertida. Sin embargo, más investigaciones han demostrado su eficacia para tratar el dolor, especialmente el dolor crónico que afecta a las personas de forma regular. Además, se ha demostrado que el efecto de la acupuntura ofrece un tratamiento eficaz a largo plazo para las personas que padecen dolor crónico.

Cúrcuma

Se ha demostrado que la raíz de cúrcuma tiene excelentes propiedades antiinflamatorias, pero lo que la mayoría de la gente no sabe es que el ingrediente activo, la curcumina, solo constituye alrededor del 3% de la mayor parte de la cúrcuma en polvo que se usa para cocinar. Por eso, los expertos a menudo sugieren que las personas tomen suplementos de curcumina para obtener una cantidad eficaz.

Lo Más Importante

Lo más importante cuando se trata de dolor es cómo está afectando a su calidad de vida, no solo a su cuerpo. El tratamiento es parte de una estrategia continua para reducir su dolor y hacer que usted sea más móvil. Photo by Rodolfo Sanches Carvalho on Unsplash

Los últimos productos y promociones especiales

Suscríbete al Newsletter

Mi Cuenta
Buscar
0
Carrito