Envío en 24/48H

¿NECESITAS AYUDA?

¿Cómo evitar las agujetas?

scott-webb-u5kqvbqwog0-unsplash

Al día siguiente de haber realizado un ejercicio físico más o menos intenso, las temidas agujetas pueden aparecer como recordatorio del exceso de intensidad del día anterior.  Hay métodos sobre cómo evitar las agujetas después del gimnasio para hacer que el cuerpo se encuentre mucho mejor al día siguiente, sin que las molestias de las agujetas aparezcan.  

¿Qué hacer para evitar las agujetas?

Hacer las cosas bien de forma previa, durante y tras el ejercicio físico será clave para que en las siguientes horas los dolores por las agujetas no aparezcan.  

Las agujetas son de microrroturas en los músculos, generadas por una intensidad demasiada elevada en los mismos, aún más frecuentes cuando llevan tiempo sin ejercitarse de tal forma. 

Para evitar la aparición de las agujetas o disminuir su intensidad es importante: 

  • Realizar un calentamiento adecuado previo al ejercicio. El cuerpo debe adaptarse a las circunstancias, por eso no podremos empezar directamente con la actividad sin hacer un calentamiento adecuado. La temperatura corporal debe subir para que pueda ejercitarse bien, calentando los grupos musculares y articulares. No necesitarás más de 5 – 10 minutos para que el calentamiento sea óptimo.  
  • Subir la intensidad de la actividad de forma progresiva. Aunque se haya calentado de forma previa, no se podrán hacer los ejercicios más intensos en la fase previa del entreno. Igualmente, debe ser progresivo el día a día, no se puede comenzar a hacer deporte corriendo una maratón, sino que los kilómetros tendrán que aumentar poco a poco, para que los músculos vayan poniéndose en forma.  
  • No hay que olvidar estirar, durante el calentamiento y tras acabar la sesión. Una buena serie de estiramientos hará que los músculos se recuperen mucho mejor, además de evitar la aparición de lesiones.  

¿Cómo aliviar las agujetas?

Una vez que las agujetas hayan aparecido, de poco valdrá seguir los consejos anteriores, sino que habrá que buscar remedios para las agujetas, haciendo que sean más leves y desaparezcan antes.  

Entre los remedios para las agujetas, el primero que viene a la mente es el de tomar agua con una cucharada de azúcar. Sin embargo, no es más que un mito que no tiene ninguna base científica, pues no hay estudios que los avalen.  

Mucho más efectivo será seguir otras medidas, como hacer ejercicio de baja intensidad. De esta forma, los músculos recuperan su actividad, favoreciendo la circulación de la sangre por los mismos y haciendo que las pequeñas microrroturas de fibra muscular que producen las agujetas, se reparen.  

También ayudará el realizar pequeños masajes sobre la zona con agujetas, consiguiendo los mismos efectos que los comentados recientemente. En caso de dolor de agujetas, a los masajes se le pueden añadir cremas con antiinflamatorios para que las molestias se reduzcan.  

En cuanto a que tomar para las agujetas, es importante seguir una buena hidratación en el día a día y durante el ejercicio físico. En cuanto a la alimentación, ayudarán a quitar las agujetas los alimentos saludables ricos en minerales como el magnesio. Por ejemplo, será positivo consumir el superalimento plátano, o espinacas, pescados azules, aguacate… 

Los últimos productos y promociones especiales

Suscríbete al Newsletter

Mi Cuenta
Buscar
0
Carrito