¿Tos? Conoce remedios caseros para la tos seca y húmeda

La tos es una enfermedad problemática y a veces muy difícil de combatir que nos afecta no solo en la temporada más fría. No se necesita mucho para que la tos se nos pegue también en verano. El aire seco, el polen y el esfuerzo físico hacen que sea fácil de coger, pero mucho más difícil de eliminar. Sin embargo, también podemos curar esta dolencia utilizando productos comúnmente disponibles, las hierbas y plantas medicinales funcionan genial para combatir la tos.

También tienes que saber, que en algunos casos la tos aparece sin ninguna razón aparente – es un síntoma de neurosis.

Remedios naturales para la tos seca y húmeda

La tos se puede dividir en dos categorías: tos seca y húmeda. Ambos tipos de tos pueden tratarse con éxito en tu casa con preparaciones a base de hierbas. Las hierbas para la tos no solo pueden eliminar eficazmente la dolencia, sino que también alivian su curso y reducen los síntomas molestos.

Antes de continuar con el tratamiento de la tos, debemos evaluar independientemente si estamos lidiando con su variante seca o húmeda. La tos seca requiere el uso de otras preparaciones que la tos húmeda. Si tienes dudas sobre su tipo, primero debes buscar remedios para la tos, que funcionan para ambos tipos de esta dolencia.

En el tratamiento de la tos seca y húmeda, funciona bien el jarabe o té de flores de acacia. La flor de acacia alivia los síntomas de la tos, ayuda a limpiar las vías respiratorias y trata el resfriado. Propiedades similares tienen también el Haritaki (Terminalia chebula), cuya fruta es particularmente valorada en la medicina ayurvédica. El haritaki ayudará a reducir la tos, aliviar la irritación de garganta y laringe y acelerar el tratamiento del dolor de garganta.

COMPRA PLANTAS MEDICINALES

Remedios caseros para la tos seca

Las hierbas para la tos seca están destinadas principalmente a hidratar la garganta y la laringe, eliminando así el reflejo expectorante causado por la irritación y la sequedad. La tos seca suele ser causada por un resfriado y gripe. Es fácil de reconocer por la característica sensación de ardor en la garganta y la falta de secreciones.

Las hierbas para la tos seca incluyen el tusilago (también conocida como) sombrerera o pie de caballo y malvavisco. La flor y las hojas del pie de caballo tienen propiedades expectorantes, antiespasmódicas, desinfectantes y antiinflamatorias. Gracias a ellos, el tusílago es perfecto para aliviar los síntomas de la tos seca y apoyar la limpieza del tracto respiratorio. Esta planta también relaja los músculos del tracto respiratorio, lo que nos facilita la respiración.

Malvavisco, a su vez, tiene fuertes propiedades hidratantes, tan deseables para la tos seca. Gracias al alto contenido de moco natural, esta hierba ayuda a hidratar la membrana mucosa de la garganta y la laringe, reduce su irritación y, por lo tanto, reduce la tos. La efectividad del malvavisco también se evidencia por el hecho de que a menudo se incluye en jarabes, pastillas y otros medicamentos recomendados para el uso de la tos.

Remedios naturales para la tos húmeda 

Hablamos de tos húmeda cuando hay secreción en nuestras vías respiratorias. El reflejo expectorante y la tos son la reacción más correcta por parte del cuerpo, que tiende a excretar secreciones junto con bacterias y virus. Por lo tanto, las hierbas para la tos no inhiben tanto esta reacción beneficiosa, sino que diluyen las secreciones acumuladas, lo que facilita la limpieza del tracto respiratorio.

La mejorana tiene fuertes propiedades expectorantes. Podemos usarla tanto externamente, en forma de cremas para frotar en la nariz (la mejorana funciona bien también en el caso de secreción nasal), como internamente, como un enjuague bucal y una infusión. Si tienes dificultad para respirar, que a menudo acompaña a la tos húmeda y la secreción nasal, también debes hacer inhalaciones a base de mejorana con regularidad. Esta hierba para la tos ayudará a diluir las secreciones, facilitará la expectoración y mejorará la respiración.

Un gran producto natural para la tos húmeda también es el saúco. Su uso se recomienda especialmente para la bronquitis. Para una tos húmeda, vale la pena tomar el saúco ( también conocido como sambucus) en forma de jarabe, que tiene un efecto expectorante y facilita la eliminación de las secreciones acumuladas en los pulmones y los bronquios.

COMPRA PLANTAS MEDICINALES

Otros remedios caseros que ayudan a combatir la tos

Jarabe de cebolla

El jarabe de cebolla es una de las formas más antiguas y efectivas. Aunque no es el mejor en sabor, aliviará tanto la tos seca como la húmeda. Las cebollas contienen aceites volátiles naturales y valiosos, que son bactericidas y limpian el tracto respiratorio superior de las secreciones.

La forma más fácil de preparar un jarabe es agregar unas cucharaditas de azúcar o miel a la cebolla cruda picada. Dicha mezcla se puede enriquecer con jugo de limón y un poco de ajo, y luego reservar durante un día en una botella de vidrio sellada. Después de este tiempo, es suficiente verter el jarabe a través de la gasa y dárselo a la persona enferma dos o tres veces al día. El jarabe de cebolla también funcionará en el caso de la tos seca en un niño desde el primer año de vida. Sin embargo, no debe usarse para personas con intestinos sensibles y que padecen enfermedades de úlcera péptica.

Bebida de miel, limón y jengibre

El agua tibia (pero no caliente) con miel, limón y jengibre humecta efectivamente la garganta irritada, así como también facilitará la expectoración y el calentamiento. También puedes añadir jugo de frambuesa casero al agua, que contiene ácido salicílico natural y una poderosa dosis de vitamina C. Otras bebidas que aliviarán la tos son el té de tilo y gelatina de linaza.

Inhalaciones de aceites esenciales

El alivio de la tos será proporcionado por inhalaciones con aceites esenciales naturales: menta, eucalipto, árbol de té, lavanda, geranio, romero, mejorana y pino. La inhalación hidratará el tracto respiratorio y su combinación con palmaditas en la espalda facilitará la eliminación de la flema.

Humificador

El aire seco y caliente no ayuda para el tratamiento de la tos, e incluso puede intensificarlo, por lo que vale la pena invertir en un dispositivo humectante. Si un niño tose con frecuencia, tiene la nariz tapada con frecuencia y la membrana mucosa está seca, considere si el motivo no es una temperatura ambiente demasiado alta y una humedad demasiado baja. Es importante no exagerar al revés: en condiciones excesivamente húmedas, las bacterias, hongos y ácaros se multiplican más rápido.

Debes recordarte que si la tos no desaparece por sí sola después de siete días, hay que consultar a un médico. Los síntomas aparentemente inofensivos pueden indicar enfermedades como neumonía y bronquitis, alergias y otros tipos de infecciones bacterianas o virales.

COMPRA PLANTAS MEDICINALES

¿Cómo curar la tos con plantas medicinales?

Al igual que con cualquier tratamiento realizado con productos naturales delicados, nuestra respuesta más temprana es extremadamente importante para su efectividad. Las hierbas para la tos utilizadas al comienzo de la enfermedad son, de hecho, las más efectivas en acción. Por lo tanto, vale la pena buscar a las plantas mencionadas tan pronto como notemos los primeros síntomas de tos.

Las hierbas para la tos enumeradas anteriormente ayudarán a detener la inflamación en las vías respiratorias, tienen propiedades antibacterianas, antivirales y antiespasmódicas para ayudar a eliminar las secreciones acumuladas en las vías respiratorias. Además, también hidratarán la mucosa, reduciendo su irritación causada por los reflejos expectorantes y permitiendo la respiración libre.