Remedios caseros para colesterol

¿Cómo bajar el colesterol con plantas medicinales?

Las hierbas para el colesterol pueden ser un apoyo muy importante en la terapia en personas cuyos resultados muestran que exceden la norma de este compuesto, apropiado para el buen funcionamiento del cuerpo. En combinación con un cambio en los hábitos alimenticios y la introducción de una dosis adecuada de actividad física, la fitoterapia puede contribuir efectivamente a una reducción duradera del colesterol en la sangre.

Reducir el colesterol es crucial para nuestro cuerpo porque el colesterol demasiado alto (especialmente el colesterol LDL) puede conducir a enfermedades graves como la aterosclerosis.

¡Recuerda! Primero, debes consultar a tu médico y luego buscar formas naturales de combatir el colesterol alto.

¿Qué plantas medicinales usar para bajar el colesterol?

El efecto básico de las hierbas sobre el colesterol es su efecto beneficioso sobre el sistema cardiovascular, el soporte del sistema digestivo y la regulación de la función hepática.

Aloe Vera

Una de esas plantas es el aloe, cuyas sustancias activas protegen contra la aterosclerosis. También reduce el llamado colesterol malo, es decir, el colesterol LDL. Una ventaja importante del aloe es su popularidad y fácil disponibilidad de preparaciones concentradas como, por ejemplo, el jugo de aloe.

Lino

El lino en forma de linaza reduce los lípidos en la sangre gracias al alto contenido de ácidos grasos omega-3 y omega-6 insaturados. Además, la linaza es una fuente de fibra, vitaminas B y numerosos minerales, como magnesio, hierro y ácido fólico. Sin embargo, es importante consultar a tu médico antes de incluirlo regularmente en su dieta.

COMPRA PLANTAS MEDICINALES

Alcachofa

La alcachofa, a su vez, es una rica fuente de cinarina, una sustancia que protege las células del hígado y respalda la función de este órgano, así como la vesícula biliar. Indirectamente, esto puede tener un impacto en la reducción del colesterol.

Psyllium

También vale la pena prestar atención a las semillas de psyllium. Es un agente bastante conocido que ayuda a regular la función intestinal debido a su alto contenido de fibra. Además, las semillas de psyllium también son una rica fuente de pectina, que limita la absorción de la bilis que contiene colesterol. Por lo tanto, el consumo regular de estas semillas puede ayudar a reducir la cantidad de colesterol LDL malo y aumentar el colesterol HDL, cuyos niveles son beneficiosos para nuestra salud.

Ajo

Ajo ha sido ampliamente conocido durante siglos por sus propiedades promotoras de la salud. El ajo fresco, además de agua, carbohidratos, proteínas y fibra, también es rico en gamma-glutamilcisteína, un compuesto con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Además, también contiene alina, alicina y derivados de dialil, ditionina y ajoen, es decir, compuestos que tienen efectos desintoxicantes y antiinflamatorios. Comer dientes de ajo no solo tiene un efecto positivo en los niveles de colesterol, sino que también tiene un efecto positivo en los sistemas cardiovascular, respiratorio, genitourinario, digestivo y hematopoyético.

Cardo Mariano

El cardo mariano contiene silimarina, un compuesto antiinflamatorio, antioxidante y desintoxicante que tiene un efecto beneficioso sobre la función de las células hepáticas. Además, el cardo mariano utilizado regularmente ayuda al cuerpo a eliminar toxinas y venenos y aumenta la secreción de ácidos biliares, lo que mejora la digestión de los alimentos y la función intestinal. Las isoflavonas contenidas en esta planta regulan el nivel de colesterol total y afectan favorablemente el nivel de LDL y triglicéridos.

Comino negro

El comino negro, como el ajo, se usaba en medicina en la antigüedad. Sus semillas son ricas en grasas vegetales, incluidos los ácidos grasos insaturados esenciales de las familias Omega-3 y Omega-6, y esteroles vegetales (fitosteroles), principalmente beta-sitosterol, estigmasterol y campesterol, que tienen un efecto positivo en los niveles de colesterol.

COMPRA PLANTAS MEDICINALES

Alhova

La alholva es una planta que reduce en gran medida el colesterol. El fenogreco en polvo, tomado en una cantidad de 25 g por día, permite reducir el colesterol hasta en un 25%. La alholva se puede cultivar en el jardín, es una planta anual, fácil de cultivar.

Alfalfa

La alfalfa, tomada en polvo de las semillas de esta planta, elimina las partículas de colesterol del cuerpo, evitando que sean absorbidas en los intestinos.

Jengibre

El jengibre tiene un efecto positivo en acelerar la circulación sanguínea y reducir el colesterol en el cuerpo. La raíz de jengibre se puede usar como ingrediente en platos o como tintura.

La reducción del colesterol puede ser apoyada por infusiones naturales de hierbas, por ejemplo, té de flores secas de tilo, espino, agripalma y ortiga, o una infusión de alcachofa y hojas de bardana. Todos estos ingredientes se pueden comprar en nuestro herbolario, junto con otros alimentos saludables.