Remedios caseros y hierbas medicinales para la candidiasis

Uñas, tracto digestivo, vagina y muchos otros órganos: la candidiasis causada por Candida albicans puede aparecer en diferentes partes del cuerpo. La reproducción de este hongo está influenciada por muchos factores internos y externos. El resultado es la candidiasis que puede afectar el cuero cabelludo, la cara, la boca y otros órganos o lugares. Ataca varios órganos y tejidos a la vez o solo una región específica.

Potenciales causas de candidiasis

Las lesiones que se manifiestan de diferentes maneras pueden ser el resultado por ejemplo de: tomar píldoras anticonceptivas, dieta inadecuada, higiene inadecuada, una enfermedad que reduce la resistencia del cuerpo, la diabetes, el hecho de utilizar lugares públicos como, por ejemplo, sauna, piscina, estrés, el embarazo, la menopausia, el tratamiento a largo plazo con antibióticos o esteroides, abuso de alcohol, etc.

Candida albicans es un hongo que ocurre naturalmente en el cuerpo humano (flora bacteriana del sistema genitourinario y digestivo, piel), sin embargo, cuando nuestro sistema inmunológico se debilita, puede ocurrir una infección. En el tratamiento de estas enfermedades, la farmacoterapia es la base, pero a menudo se enfatiza que en las infecciones por Candida albicans, el tratamiento natural también puede traer efectos significativos.

COMPRA COSMETICOS NATURALES

¿Cuáles son los síntomas de la candidiasis?

Dependiendo de qué órganos o parte del cuerpo atacará este hongo, estos incluyen:

  • dolor de estomago, diarrea, estreñimiento, hinchazón, gases, náuseas y vómitos
  • pérdida de cabello
  • ardor y picazón de los genitales, infecciones repetidas del tracto genital, problemas de próstata, ardor al orinar, dolor durante el coito, flujo vaginal,
  • mal olor de la boca, capa blanca en la lengua,
  • erupción cutánea, acné, manchas rojas, ampollas, enrojecimiento y picazón en el glande, descamación de la piel, principalmente en las manos y los pies, enrojecimiento e hinchazón, a menudo uñas y piel supurantes a su alrededor,
  • cansancio constante, somnolencia, problemas de concentración y memoria,
  • otitis y los llamados dermatitis del pañal – en niños.

Los hongos de la especie Candida albicans causan diversas enfermedades: pueden provocar candidiasis vaginal, así como la presencia de candidiasis oral en un niño pequeño. Definitivamente, estos problemas no deben subestimarse porque, especialmente con una inmunidad debilitada como resultado del uso de medicamentos inmunosupresores, una enfermedad local aparentemente inofensiva puede convertirse en una infección generalizada potencialmente mortal. Este riesgo es el argumento básico de que las micosis causadas por Candida albicans definitivamente requieren tratamiento.

¿Cómo tratar la candidiasis? 

El tratamiento tradicional o natural están en juego. En el primer caso, se usan medicamentos antimicóticos y antibióticos. En el segundo – medicina herbal. Además, una dieta adecuada es importante.

Si sospechas que tienes una infección por hongos, antes que nada es necesario consultar a un médico; un especialista podrá determinar si realmente es una infección por hongos u otra infección. Además, el médico podrá recomendar medicamentos apropiados para el problema del paciente.

Los probióticos, vitaminas (A, B, C y D) y minerales (por ejemplo, zinc) serán útiles en la terapia, lo que fortalecerá la inmunidad del cuerpo. Todavía puedes aprovechar el tratamiento natural a base de hierbas combinadas adecuadamente e introducir una dieta especial, que debe basarse principalmente en vegetales y evitando el gluten.

COMPRA REMEDIOS NATURALES

Remedios naturales para candidiasis

Ajo

El ajo contiene muchos ingredientes a base de azufre que tienen propiedades antifúngicas naturales que son efectivas contra la Candida.

Intenta incluir ajo en tu dieta. Consume 2-4 dientes de ajo crudos al día. Las propiedades más beneficiosas se liberan después de triturar la verduras.

Si no te gusta el sabor del ajo crudo, puedes reemplazarlo con suplementos dietéticos. La dosis generalmente depende de la gravedad de la enfermedad, pero generalmente se recomienda tomar 600-900 mg al día. También puedes aplicar compresas de ajo crudo triturado en las áreas afectadas de la piel.

Aceite de coco

Es un remedio eficaz para la candidiasis debido al contenido de ácidos grasos de cadena media como los ácidos láurico, caprílico y caproico. Los estudios han demostrado que estos ácidos tienen propiedades antibacterianas y ayudan a eliminar la Candida sin el riesgo de desarrollar cepas que sean más resistentes a los medicamentos antimicóticos.

Aplica aceite de coco en las áreas afectadas de la piel 2-4 veces al día. Repite esto hasta que notes una mejora.

También puedes incluir aceite de coco en tu dieta diaria. Comienza con 1 cucharadita al día, aumentando gradualmente la dosis a 3 cucharadas.

Yogur

Los probióticos contenidos en el yogur (en particular aquellos con “cultivos bacterianos vivos”) tienen propiedades para combatir las infecciones por hongos, incluidas las causadas por Candida. En particular, las bacterias Lactobacillus acidophilus mantienen las levaduras bajo control porque son responsables de la producción de ácido láctico.

Incluye yogur natural que contenga cultivos vivos de Lactobacillus acidophilus en tu dieta diaria.

Para curar una infección micótica íntima, sumérgete vaginalmente en un yogur natural. Haz los `baños de yogur` dos veces al día hasta que desaparezcan los síntomas.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es un remedio natural efectivo para la candidiasis. Esto se debe a sus propiedades antifúngicas y antibacterianas.

En caso de infección vaginal, aplica vaginalmente un tampón empapado con unas gotas de este aceite. Cámbialo cada 4-6 horas.

Para tratar la candidiasis en la boca, agrega 5-7 gotas de aceite puro de árbol de té a un vaso de agua y haz gárgaras durante varios minutos. Repita esto dos veces al día hasta que la infección se haya resuelto. ¡No bebas el liquido!

Aceite de orégano

El aceite de orégano contiene un ingrediente llamado carvacrol, que inhibe el crecimiento de Candida. Los estudios también demuestran que tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas que no solo tratan las infecciones por hongos, sino que también evitan que regresen en el futuro.

Mezcla 3 gotas de aceite de orégano con 1 cucharada de aceite de oliva. Aplica la mezcla a las áreas afectadas de la piel y deja actuar durante unas horas. Repite este proceso diariamente hasta que se observe mejora.

Otra forma es diluir 3 gotas de aceite de orégano en un vaso de agua. Bebe esta bebida dos veces al día durante varios días a la semana (máximo durante una semana).

Si decides suplementar el aceite de orégano como suplemento dietético, toma 1-2 cápsulas dos veces al día. Continua la terapia durante 2-3 meses.

Consejo: Al elegir el aceite de orégano, buscae uno que no contenga alcohol y que tenga una alta concentración de carvacrol.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana tiene una amplia gama de propiedades medicinales. No sorprende entonces que también sea eficaz en la lucha contra la candidiasis. Las enzimas contenidas en el vinagre crean un ambiente desfavorable para el desarrollo de hongos, al tiempo que apoyan la flora bacteriana normal de los intestinos.

Diluye 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana orgánico en un vaso de agua. Bebe la bebida lentamente antes de las comidas. Repitelo todos los días, hasta que la enfermedad desaparezca. Durante los primeros días, tus síntomas pueden empeorar (cuando el hongo comienza a desaparecer), pero después de esta etapa notarás rápidamente una mejora.

También puedes aplicar vinagre de sidra de manzana directamente en las áreas afectadas de la piel o verter 1 taza en una bañera con agua tibia y bañarse durante unos 15 minutos. Repite este procedimiento diariamente durante varios días.

COMPRA REMEDIOS NATURALES

Hoja de olivo

La hoja de olivo tiene propiedades antifúngicas naturales, gracias a las cuales destruye eficazmente la Candida. Su ingrediente activo, la oleuropeína, estimula el sistema inmunitario.

Prepara el té de la hoja de olivo, elaborando 1-2 cucharaditas de esta hierba en un vaso de agua hirviendo. Deja la infusión durante 15 minutos y bebe 2-3 vasos de este té al día.

También puedes tomar el suplemento alimenticio de hoja de olivo: 250-500 mg tres veces al día.

Arándanos rojos

La fruta del arándano contiene un ingrediente llamado arbutina, que ayuda a combatir la Candida.

Bebe un vaso de zumo de arándanos sin azúcar 2-3 veces al día. El tratamiento debe durar varias semanas.

También puedes tomar arándano en forma de suplemento dietético (1 tableta 2-3 veces al día).

Canela

La canela tiene propiedades antibacterianas, antifúngicas y antiparasitarias, por lo que no es de extrañar que también combata con éxito la candidiasis. Los estudios han demostrado que el aceite de canela también puede eliminar otros tipos de hongos.

La forma más fácil es incluir canela en tu dieta diaria, por ejemplo, agregándola al yogur, espolvoreándola por tostadas o bebiendo té de canela.

La dosis diaria recomendada de canela molida es de 1-4 gramos por día (1 gramo es aproximadamente ¼ – 1/2 cucharadita). La dosis diaria de aceite de canela debe ser de 0.05-0.2 g por día. Continua la terapia durante 1-2 meses.

Nogal negro – la nuez negra

La nuez negra contiene una alta concentración de taninos, que tienen propiedades antifúngicas y astringentes muy fuertes. Uno de sus ingredientes activos, la jugolona, ​​también actúa como un agente antifúngico y antibiótico moderadamente fuerte.

La nuez negra se toma mejor en forma de extracto o cápsulas, según el folleto adjunto al suplemento.