Infusiones de CBD

Conoce variedad de tés y otras bebidas naturales con cannabidiol

¿Un agente completamente legal, no psicoactivo y de venta libre que tenga efectos analgésicos, antiinflamatorios y ansiolíticos? Es posible gracias a las flores de cáñamo secas, que son la fuente natural de CBD menos procesada. En 2018, el cáñamo seco se autorizó por primera vez como medicamento para uso interno y externo.

Flores de CBD: la flor de cáñamo seca natural

Las flores secas de cáñamo son una fuente natural y menos procesada de cannabinoides medicinales con CBD, que bajo la influencia de altas temperaturas se convierte en el cannabidiol.

Gracias a las propiedades únicas del CBD, la planta se puede usar en la terapia y prevención de muchas enfermedades. Tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias, reduce la ansiedad y el estrés, relaja, contrarresta los estados psicóticos y depresivos. Se usa como un supresor del apetito y previene las náuseas, gracias a lo cual puede aliviar los efectos secundarios de la quimioterapia. Se utiliza como auxiliar en el tratamiento y prevención de enfermedades neurológicas severas como la enfermedad de Alzheimer y Parkinson, esclerosis múltiple y epilepsia. Externamente, regenera la piel, previene su envejecimiento y alivia los síntomas de alergias, psoriasis, acné, eczema y otras enfermedades de la piel.

Las flores secas de cannabis medicinal se pueden usar para hacer infusiones, inhalaciones, compresas y baños. También se utilizan en gastronomía como complemento de platos. 

Las infusiones de cáñamo se obtienen solo de variedades de cáñamo derivadas de cultivos legales, no contienen THC, no son adictivas y no causan efectos psicoactivos. El método de recolección y preparación de flores garantiza que retengan las cantidades máximas de valiosos ingredientes biológicamente activos. La materia prima se obtiene de plantas cultivadas orgánicamente, por lo tanto, no contiene contaminantes de fertilizantes, productos fitosanitarios y OMG.

COMPRA CBD OIL

Infusión de CBD – propiedades del té de cañamo

El cáñamo en muchas culturas ha sido conocido y apreciado durante cientos de años. Los tribus antiguos lo usaban principalmente para la producción de telas duraderas, luego fueron suplantadas por algodón y fibras sintéticas. Sus propiedades curativas también fueron valoradas. Algunas variedades también se usaron en el chamanismo, debido a sus propiedades psicoactivas.

Y son estos últimos tipos de cannabis a los que nos asociamos esta planta hoy en dia. Y esto es un gran error, porque la mayoría del cannabis tiene sustancias valiosas para nuestro cuerpo y no contiene THC psicoactivo. Este es el caso de la variedad de té con CBD. ¿Por qué vale la pena beber infusión de cáñamo y cómo hacerlo? Te lo explicamos a  continuación.

¿Deberías tener miedo al té de cáñamo?

Como se mencionó anteriormente, el cannabis causa mucha controversia debido al hecho de que algunas de sus variedades contienen el componente psicoactivo: tetrahidrocannabinol (THC). Sin embargo, debe enfatizarse que las variedades utilizadas para preparar infusión o té con fines medicinales no tienen este componente en absoluto o lo tienen en pequeñas cantidades, por lo que no afectan la psique humana de una manera adictiva.

Por otro lado, el té de cáñamo contiene micro y macro elementos muy valiosos y beneficiosos, que incluyen magnesio, zinc, sodio, calcio, fósforo y hierro, vitaminas del grupo B y vitamina E, así como cannabinoides. El más importante de estos es el cannabidiol, CBD, que tiene propiedades antipsicóticas, antibacterianas y antiinflamatorias. También es uno de los antioxidantes naturales que inhiben el proceso de envejecimiento del cuerpo.

¿Cómo preparar una infusión de cañamo?

Contrariamente a las apariencias, la preparación adecuada de una porción de té de cáñamo no es difícil y se asemeja al proceso de preparación de té regular. El té seco huele a hierbas y dulcura, ligeramente picante pero agradable. En el paquete encontramos hojas y ramitas de cannabis cortadas. 

Para que la infusión sea valiosa y sabrosa, debes seguir algunos pasos, cuya implementación tendrá el efecto de una taza aromática y saludable de té de cáñamo.

1. Una cucharadita de hojas secas de cáñamo (es mejor comprar una mezcla preparada) se debe añadir en una taza o tetera, ahora puedes verter encima agua caliente, pero no hirviendo. Se necesitan aproximadamente 1-1.5 gramos de hojas de cannabis para una taza.

2. La temperatura óptima para inundar hierbas secas no debe de exceder unos 80 grados C.

3. Las hojas inundadas deben dejarse en infusión durante unos 2 a 5 minutos bajo cubierta.

4. Para obtener una bebida transparente con un color transparente puedes filtrar la infusión con un colador fino.

5. Puedes agregar un poco de grasa (mantequilla o aceite de coco) a la infusión, ya que el cannabidiol se disuelve mejor en grasas y asi nuestro cuerpo lo absorbe con más facilidad.

6. Después de mezclar suavemente, la bebida está lista para el consumo.

7. Puedes agregar un poco de zumo de limón o leche vegetal a su té de cáñamo. También puedes endulzarlo con un poco de azúcar o miel, para así disfrutarlo incluso más.

Muchas personas valoran el té de cáñamo debido a su agradable sabor y aroma a hierbas. Cuanto más tiempo prepares el té, más amargura liberará en la esencia. Sin embargo, la intensidad del sabor puede modificarse libremente según sus preferencias de sabor. Cuanto más tiempo tomes la infusión de cáñamo, más fácil será notar las sutiles diferencias en el sabor de cada mezcla (por ejemplo, té con hojas jóvenes, té con flores de cáñamo).

COMPRA PRODUCTOS DE CBD

Los efectos de la infusión de CBD

El té de cáñamo ha demostrado tener efectos positivos en las personas que luchan contra el insomnio. Su consumo regular mejora la calidad del sueño y aumenta la regeneración nocturna del cuerpo. Todo esto es gracias al beneficioso CBD, que funciona calmando suavemente y mejora la duración del sueño. Además, el té de cáñamo preparado adecuadamente, gracias al alto contenido de proteína vegetal, ralentiza la digestión y regula los picos de azúcar en la sangre. Gracias a esto, la energía se distribuye uniformemente durante todo el día, lo que aumenta la eficiencia del cuerpo y mejora el estado de ánimo. Beber infusión de cannabis puede ayudar a combatir los síntomas problemáticos de la migraña, aliviar los espasmos musculares dolorosos y apoyar el tratamiento de enfermedades del sistema nervioso.

Para obtener el máximo efecto del té de cáñamo, debes beber una taza de aproximadamente 200 ml regularmente. No se recomienda exceder tales dosis debido a la posibilidad de un aumento de la somnolencia. Los primeros síntomas pueden aparecer después de una semana de consumo regular.

El té de cáñamo no es adictivo, mejora el estado de ánimo, ayuda a combatir el insomnio y ayuda a regular el gasto de energía durante todo el día. La infusión también te permite calmarse y relajarse. La gran cantidad de ingredientes valiosos y una gran dosis de CBD beneficioso apoyan el tratamiento de diversas dolencias y apoyan muchas enfermedades neurológicas. El té de cáñamo también se recomienda para personas que viven bajo alta presión y están expuestas al estrés a largo plazo.