Aceite de CBD

El suplemento con un sinfín de efectos positivos

Los aceites de cáñamo, conocidos como aceites de  CBD contienen toda la riqueza que la naturaleza le ha dado a estas plantas, es decir, el espectro completo de cannabinoides, terpenoides y flavonoides de origen natural.

El aceite de CBD es un suplemento dietético natural de la más alta calidad, proveniente de la planta de cañamo, que lleva un alto porcentaje de cannabidiol (CBD). Los aceites se elaboran con tecnología de extracción moderna y segura, gracias a la cual los aceites de CBD no contienen impurezas ni productos químicos. El aceite de CBD está disponible en varias concentraciones y tamaños de envases. Cada aceite contiene una concentración garantizada de cannabidiol (CBD) confirmada por análisis de laboratorio.

Aceite de CBD –  lo que deberías de saber

La sustancia activa más importante en el aceite de las flores de cannabis es el cannabidiol para abreviar, llamado CBD. Es el CBD que tiene las propiedades terapéuticas más fuertes y completas entre todos los cannabinoides contenidos en el cannabis. El extracto de flor de cannabis a menudo se enriquece con aceite de semilla de cáñamo o aceite de oliva, lo que resulta en aceite de cáñamo CBD. Se encuentra más comúnmente en gotas, pero el extracto de CBD también está disponible en forma de pasta, cápsulas para tragar o concentrados para inhalación.

Los aceites están disponibles en varias concentraciones de CBD descarboxilado, así como en un precursor crudo de CBDA. Los nutracéuticos naturales como el aceite de CBD pueden diferir entre sí tanto en propiedades físicas como farmacológicas debido al contenido de sustancias individuales, las más importantes son: cannabinoides, terpenos, flavonoides, vitaminas, oligoelementos, clorofila, ácidos grasos poliinsaturados y menos importantes: pigmentos, ceras, lípidos. El espectro completo de compuestos bioactivos asegura una fuerte experiencia terapéutica y una variedad de factores como: sabor, consistencia, color y olor a aceite.

Los aceites naturales sin refinar pueden tener un color más oscuro debido a la clorofila y una textura más densa cuando contienen ceras. Los aceites purificados se caracterizan por un tono más claro, consistencia líquida y un sabor más agradable.

COMPRA ACEITE DE CBD

Aceite de cáñamo – dosis

La dosis de aceite de  CBD para tomar depende de factores individuales, debido a las diferencias en los sistemas endocannabinoides de los organismos individuales. Al determinar sus propias necesidades, es mejor comenzar con una cantidad relativamente pequeña de CBD, adaptada al tipo de enfermedad y al rango de resultados esperados. Dependiendo de cómo responda su cuerpo al aceite de CBD, la dosis se puede aumentar gradualmente. La notificación de efectos positivos del uso de cannabidiol puede ocurrir en diferentes momentos de la ingestión. En muchos casos, el suplemento debe tomarse regularmente y durante mucho tiempo para obtener los resultados esperados. Esto es especialmente cierto en los casos en que el aceite de cáñamo CBD se usa para resolver problemas de salud que han crecido a lo largo de los años.

Seguridad de la suplementación con aceite de CBD

En presencia de enfermedades crónicas, es aconsejable consultar a un médico antes de comenzar la suplementación. Sin embargo, el aceite de cáñamo no se puede sobredosificar, lo que lo convierte en una fuente segura y rica de valiosos cannabidoides. Brinda alivio natural y, al mismo tiempo, no causa ningún efecto psicoactivo. Para maximizar los resultados obtenidos, se recomienda elegir la forma más adecuada de ingesta de CBD y la dosis adecuada. Aquí recomendamos solo productos de CBD derivados solo de cultivos de cáñamo orgánicos y probados. Para obtener aceite de cáñamo, solo se usan plantas que contienen la cantidad óptima de cannabinoides valiosos, lo que se traduce en buena calidad, alta pureza biológica y efectividad de los suplementos ofrecidos.

COMPRA ACEITE DE CBD

El aceite de CBD – uso profiláctico

El aceite de cáñamo, tratado como un suplemento de nuestro sistema endocannabinoide, también apoya el proceso de lipogénesis dentro del hígado. Además afecta positivamente nuestra memoria (la investigación preliminar sugiere que el CBD puede ralentizar significativamente la progresión del Alzheimer) y la concentración. Cuando se toma regularmente, fortalece nuestro sistema inmunológico. No olvidemos que se ha demostrado que el aceite de CBD puede aliviar los síntomas de la enfermedad de Parkinson en algunos pacientes.

Aceite de CBD – importante en tu botiquin casero

El cáñamo se usaba en medicina antes de descubrir medicamentos como la morfina, penicilina o aspirina. Desafortunadamente, debido a su efecto psicoactivo, la disponibilidad de cannabis en la medicina se ha convertido en una cuestión política, lo que significa que todavía no tenemos una gran cantidad de estudios realizados en los laboratorios modernos de hoy. Esta situación está cambiando lentamente. 

La marihuana medicinal ya es legal en 28 estados de EE. UU. y en países como Austria, República Checa, Finlandia, Israel, Países Bajos, Portugal, España y Alemania. Gracias a esto, las preparaciones creadas sobre esta base se están volviendo cada vez más populares entre los médicos y, sobre todo, los pacientes.