Leche de avellanas

Comprar Leche de avellanas de marcas de confianza online

En Spirosa tenemos una gran selección de leche de avellanas al mejor precio. La leche de avellanas es una excelente alternativa a la leche de vaca para aquellos que buscan una opción vegana o sin lácteos.

Comprar leche de avellanas

¿Busca una alternativa deliciosa y nutritiva a la leche de vaca? No busque más allá de la leche de avellanas. Esta bebida vegetal está repleta de antioxidantes, que pueden ayudar a proteger del daño a sus células, así como vitaminas y minerales que son esenciales para una buena salud.

Propiedades de la leche de avellanas

La leche de avellanas es una excelente alternativa a la leche de vaca para las personas con alergias o restricciones dietéticas. Naturalmente sin de gluten, lactosa y soja, la leche de avellanas es baja en calorías y no tiene colesterol ni grasas saturadas. La leche de avellanas tiene un alto contenido de ácidos grasos esenciales que se utilizan para construir las células del cuerpo.

Repleta de vitaminas A, B y vitamina E rica en antioxidantes, la leche de avellanas también contiene ácido fólico, que ayuda a producir glóbulos rojos y transportar oxígeno a través de su cuerpo.

En cuanto al sabor, la leche de avellanas tiene un sabor dulce y a nuez. Se puede utilizar en el café, el té, los cereales, los batidos y muchas otras recetas.

Cómo usar la leche de avellana

Si está buscando una alternativa a la leche sin lácteos, la leche de avellana es una excelente opción. Se hace moliendo avellanas hasta convertirlas en polvo y mezclándolas con agua. La leche de avellana tiene una textura cremosa y un sabor a nuez que combina bien con el café, los batidos y las recetas para hornear.

Para usar leche de avellana en el café, simplemente añádala a su taza de café en lugar de leche o nata normal. Para batidos, añada leche de avellana junto con sus otros ingredientes y mezcle hasta que quede liso. Cuando hornee con leche de avellana, sustitúyala por leche de vaca en cantidades iguales.

Cómo conservar la leche de avellana

Como cualquier leche de nuez, la leche de avellana puede estropearse rápidamente si no se almacena adecuadamente.

Aquí tiene algunos consejos para almacenar la leche de avellana:

  • Manténgala en un lugar fresco y oscuro. La leche de avellana durará más cuando se almacene en una despensa o alacena que no esté cerca de fuentes de calor.
  • Comprobar la fecha de caducidad. Todas las leches de nueces tienen una vida útil más corta que la leche de vaca, así que asegúrese de verificar la fecha de caducidad antes de comprar. Y una vez que la abra, úsela en una o dos semanas para obtener la mejor calidad.
  • Dele un empujón. Dado que la leche de avellana no contiene emulsionantes (como la lecitina), las nueces y el agua tienden a separarse con el tiempo. Así que agítela bien antes de usarla para recombinar los ingredientes.