Algas comestibles y setas deshidratadas

Intensidad de sabor y gran valor nutricional

Las algas aparecen cada vez más en los platos de algas de todo el mundo. Lo primero que debemos saber sobre las algas comestibles es que se pueden dividir en tres grandes grupos: pardas, rojas y verdes.

Algas pardas – nori, kombu, wakame, arame, hijiki y alaria

Nori

Son ricos en proteínas y vitamina A. Se pueden combinar con alimentos fritos, es alga para sushi.

Nishime Kombu

Contienen potasio y yodo, gracias a los cuales le dan a los platos un sabor dulce.

Ito Wakame

Combinan bien con vegetales cocidos y proporcionan calcio, vitaminas B y C y potasio.

Hijiki

Son muy buenas como complemento de los tubérculos como la zanahoria o la remolacha. Tienen grandes cantidades de potasio, calcio y hierro.

Arame

Tienen una textura suave y un sabor delicado, también son ricos en yodo y calcio.

Alaria

Son ricos en minerales y vitaminas. Se usan para preparar sopas.

COMPRA ALGAS

Algas rojas – dulse, agar-agar, corragen

Dulse

Combina bien con cereales cocidos y proporciona hierro, fósforo y potasio.

Agar-agar 

Es un tipo de gelatina blanda y muy nutritiva, que contiene mucha fibra.

Carrageen 

Se conoce como musgo de Irlanda. Tiene grandes cantidades de carbohidratos complejos, así como calcio y potasio.

Algas verdes – espirulina, chlorella

Espirulina

Es rica en aminoácidos y proteínas. En la venta, a menudo viene en forma de tabletas o un polvo que se puede agregar a los cereales para el desayuno, yogur, jugo o leche.  

Chlorella

Una de las algas más conocidas, muy rica en proteínas, hierro y zinc, tiene propiedades depurativas.

COMPRA ALGAS

¿Cómo cocinar algas para comer?

Antes de consumir algas se recomienda lavarlas.

  • Si las algas tienen demasiada sal o arena, deben lavarse con abundante agua fría.
  • Todas las algas, independientemente del grupo al que pertenecen, deben remojarse durante al menos 20 minutos para que su tamaño y volumen aumenten hasta 7 veces en comparación con el tamaño inicial.
  • Las algas verdes remojadas se pueden cortar en tiras en la misma dirección en que crecen. Las algas rojas se pueden picar, cocinar enteros o triturar en seco, y el agar-agar permite “cualquier” corte antes o después del remojo.
  • Wakame, nori, chlorella, kelp, espirulina y algas dulse se pueden comer sin cocinar.
  • Las algas Kombu requieren al menos 45 minutos para remojar, seguidas de media hora de cocción. El caldo resultante se puede usar para sopas y salsas o para cocinar verduras con un sabor diferente.
  • Las algas Hijiki son mejores para consumir en los meses de invierno. Debido a que tienen un sabor muy fuerte, se usan en pequeñas cantidades. Se pueden usar como aditivos en sopas o guisos. Remojarlos durante 30 minutos y cocinar por la misma cantidad. No se recomienda recalentarlos.
  • Mientras que las algas Wakame se pueden usar en docenas de platos, esta es la quintaesencia de los ingredientes de la sopa de miso. Necesitan unos 15 minutos para hidratarse y 10 minutos para cocinar. También se pueden comer crudos en ensaladas.
  • Para las algas nori, no necesitas remojarlas y puedes comerlas asadas, usando una sartén directamente sobre el fuego, hasta que obtenga un tono dorado. Luego córtalos en pedazos con unas tijeras y triture con la mano (una vez que se hayan enfriado ligeramente). Se sirven como cobertura para sopas o se agregan a los copos de cereales.
  • Las algas Kanten se usan principalmente en salsas frías, cremas, natillas, ensaladas. También se pueden usar como base para gelatinas de frutas o para espesar sopas y guisos.
COMPRA CHLORELLA

Beneficios de las algas comestibles

  • Son buenos para los diabéticos. Tienen un sabor dulce, pero contienen azúcares complejos y, por lo tanto, no elevan los niveles de glucosa en la sangre.
  • Son una excelente comida para vegetarianos. Debido a que ofrecen grandes cantidades de proteínas, son una opción muy interesante en la dieta para veganos y vegetarianos. La espirulina también ofrece más de estos nutrientes que los huevos, el pescado y la carne.
  • Proporcionan requerimiento diario de hierro. Especialmente la espirulina, que contiene mucho, seis veces más que los cereales y las espinacas. Por lo tanto, vale la pena consumirlo con anemia o debilidad general del cuerpo.
  • Funcionan eficazmente contra la hipertensión: regulan el sistema cardiovascular y ayudan a combatir la presión arterial alta.
  • Mejoran la vista: debido al alto contenido de vitamina A. Se recomiendan las algas tipo Nori y la espirulina.
  • Alivian la tos: también son muy buenos para tratar los resfriados y la gripe. En la medicina tradicional, se usan en forma de tónico para el sistema respiratorio, al que se le agrega miel y zumo de limón.
  • Mantienen la piel y el cabello saludables: gracias al alto contenido de vitamina A (más que en el germen de trigo), conocida como vitamina de belleza y longevidad. Algunas algas también contienen zinc, que es efectivo en el tratamiento del acné. Otros le dan brillo a tu cabello.
  • Son buenos para los huesos y los dientes: las algas hijiki secas tienen 15 veces más calcio que la leche. Al igual que la espirulina y el wakame, se recomiendan para la prevención de la osteoporosis o como ayuda en la reparación de huesos rotos.

Las algas comestibles se pueden encontrar en formato de algas deshidratadas, en polvo, en copos o en conserva. 

COMPRA COSMETICOS NATURALES

Setas deshidratadas comestibles – las maravillosas setas silvestres y setas de cultivo

La demanda de setas comestibles es cada vez mayor, y no solo hablamos de setas chinas o japonesas conocidas por su gran influencia en la medicina tradicional del Oriente, pero también de las setas nacionales, como es el boletus o rebozuelo o trompeta amarilla.

Setas orientales tales como shiitake, maitake o reishi se han hecho un gran hueco en el mercado de la comida saludable, siendo una posición básica en la lista de compra de personas que cuidan su dieta.

Las setas más populares para comprar son setas deshidratas, hongos en polvo y setas en conserva.