Sal Marina

Comprar Sal marina online

En Spirosa tenemos una amplia gama de sal marina, una alternativa saludable a la sal de mesa, que tiene un alto contenido de sodio y puede tener consecuencias negativas para la salud. La sal marina es más baja en sodio y contiene otros minerales beneficiosos como potasio, magnesio y zinc.

Sal marina sin refinar

La sal marina es un tipo de sal que se obtiene por la evaporación del agua de mar. Tiene un sabor y una composición diferentes a los de la sal de mesa, que generalmente se elabora con sal de roca extraída. La sal marina se usa en la cocina como alimentacion saludable, los cosméticos y los remedios para la salud.

Propiedades de la sal marina

La sal marina contiene minerales como magnesio, potasio y calcio los cuales son esenciales para la salud humana. La sal marina también contiene oligoelementos como yodo y zinc que son importantes para la salud humana. El yodo es necesario para la producción de hormonas tiroideas, que regulan el metabolismo. El zinc es importante para la función del sistema inmunológico, que también puedes encontrar en nuestro herbolario.

Beneficios de la sal marina

La sal marina se puede utilizar para muchos fines de salud. Es un antihistamínico natural y se puede usar para aliviar los síntomas de la alergia. La sal marina se puede usar también para tratar afecciones de la piel como la psoriasis y el eczema, además de como exfoliante natural. También se dice que la sal marina ayuda a equilibrar los niveles de pH del cuerpo y mejora la circulación.

Cómo almacenar la sal marina

Si tiene sal marina, es importante guardarla en un lugar fresco y seco. Un recipiente hermético es ideal. También querrá asegurarse de que el recipiente sea lo suficientemente grande como para permitir algo de evaporación.

Si vive en un clima húmedo, es posible que deba tomar algunas precauciones adicionales para evitar que la sal marina se aglomere. Una forma de hacerlo es guardar la sal en una bolsa de cierre hermético. Otra opción es añadir un paquete desecante en el recipiente.

Cualquiera que sea el método que elija, asegúrese de revisar su sal marina regularmente y remuévala de vez en cuando. Con el cuidado adecuado, su sal marina durará muchos años.